Trampas de luz frente a la Tuta absoluta

agricultores CASI

En un invernadero de los Llanos de la Cañada (Almería) trabajan con uno de los remedios sin tratamiento frente a la Tuta absoluta. Se trata de un sistema de trampas de luz ultravioleta. Este es su testimonio.

Maribel Esteban, agricultora de CASI

maribel CASI

¿Qué hacíais antes frente a la Tuta?

Si había mucha Tuta solíamos curar todas las semanas, y si no, cada 15 días se curaba. Hasta que empezamos con las trampas de luz. Empezamos con pocas, unas 4 o 5 para probar y luego ya, al ver que daba resultado fuimos aumentando el número de trampas.

¿Cuántos frutos hay dañados?

Este año pusimos las trampas cuando los tomates llevaban unos veinte días puestos y nos ha resultado muy eficaz porque hemos curado una vez, no hemos curado más. Hemos tenido una plaga, pero la hemos combatido con las trampas de luz y nos ha salido muy bien.

AV: ¿Cómo colocáis las trampas?

Hay que colocarlas en las zonas en donde esté la Tuta, pero hay que ir haciendo un barrido por todo el invernadero.

Primero se colocan dónde veamos la Tuta, porque no está por todas las zonas igual. Más o menos, cada seis líneos e ir cambiando cada dos noches. Si tenemos poca Tuta se cambia a la semana, pero no olvidemos hacer el barrido. Si hay mucha plaga cada dos o tres noches se van cambiando.

trampa luz

Aquí tenemos unas 20 trampas en 11.000 metros, pero porque tuvimos una plaga fuerte, y el año pasado sólo con unas 15 terminamos la campaña con muy poco tomate picado.

Lo que hay que tener es mucha paciencia y observar en donde están las plagas mientras coges los tomates. Si ves mucha hoja picada ya sabes que va a empezar a salir de ahí. Cuando todos los que trabajamos estamos pendientes, en cuanto veamos sus síntomas ahí es donde vamos a empezar con las trampas.

También conoces el Nesi y conoces el Necremnus, y además tenéis lobularia.

La hemos puesto este año y nos va muy bien. Lo que puedo decir es que el invernadero está muy limpio.

Desde que tenéis las trampas de luz ¿Qué diferencia habéis notado?

Desde que las tengo puedo estar tranquila con la Tuta. Porque en otra finca que tenemos en Viator pensé que el tomate se iba, porque la Tuta empezó muy pronto, y he conseguido terminar con ella. Creo que he terminado con ella, pero claro me tiré un mes entero que solamente cambiaba los cartones y luces. Hay que tener paciencia, ver si todas las luces están bien encendidas, estar pendiente, pero conseguí quitarla.

Álvaro López, agricultor de CASI

Álvaro López ,agricultor CASI

¿En qué invernadero estamos y qué cultivo tiene?

Estamos en la zona de Los Llanos de La Cañada, en un invernadero plano con
muchos años y tenemos un cultivo convencional de tomate Rosa Barbastro.

¿Qué problemas has tenido con Tuta en años anteriores y cómo lo combates ahora?

Antes hacíamos lo que se suele hacer: usar químicos para intentar contorlar la plaga y que el fruto fuera afectado lo menos posible. Aún así, las dos últimas campañas antes de tener el sistema, los dos últimos ramos había que desecharlos.

A partir de ahí comenzamos a hacer los primeros experimentos con las trampas de luz y nos lo tomamos ya más en serio la campaña pasada y la verdad es que cuando antes hacíamos entre 20 y 18 tratamientos en la cosecha. El año pasado hicimos 5 o seis, pero porque tratamos para hongos, bacterias, pero no por la Tuta. Ha sido un cambio abismal.

Y lo que hemos visto es que, al usar menos químicos, las plantas responden mejor a cualquier abonado o nutrientes con intención de mejorar el fruto.

¿En qué consisten las trampas de luz y cómo se preparan?

Es algo muy simple. Una superficie impregnada de adhesivo. Y lo fundamental es que sea luz ultravioleta o luz frente a insectos. Si no es esa, no sirve. Hemos probado varios colores y espectros, y la única que funciona es esa. Se usa un tubo fluorescente y tener unas tomas bien distribuidas para que se puedan hacer bien los barridos.

Y otra cuestión, la luz sólo es efectiva al atardecer y amanecer, y por supuesto que de día es inútil este sistema. Hemos observado que la Tuta está activa un par de horas en el atardecer y antes del amanecer. El resto de la noche está poco activa. Y se puede colocar un temporizador para que se encienda y se apague a las horas que queramos.

Noticia relacionada: Una agricultora almeriense perfecciona las trampas de luz contra Tuta

Además cualquier tipo de polilla acude a esta luz, la mosca blanca no, y algo a tener en cuenta es tener en cuenta las distancias y los tiempos, hay que hace un buen uso y seguimiento. No es colocar las luces e irse a la casa.. hay que estar pendientes y vigilando cómo está funcionando.

Estamos así obteniendo un producto más limpio y recomendamos que se hagan unos experimentos previos antes de embarcarse en la instalación, sobre todo de los puntos de luz.

Beneficios que habéis notado

Las principales es que trabajamos en el cultivo con menos tratamientos y también notamos una planta más sana que cuando combatíamos de esa forma la Tuta

Redaccion AenVerde

info@aenverde.es

Sin comentarios

Deja una respuesta