fbpx

Los robots se abren paso en el invernadero

robot GRoW de MetoMotion

Si hace unos meses descubríamos un robot que recolectaba tomates en Massachusetts y otro con el que ensayaban en Japón con tecnología 5G, hoy descubrimos a GRoW, desarrollado por la empresa MetoMotion del grupo israelí Trendlines en Holanda. Un robot capaz de identificar y localizar los tomates maduros, que cosecha y recolecta en su recorrido por los pasillos del invernadero.

MetoMotion da razones del porqué de la necesidad de un robot en el invernadero: Los costos de mano de obra que según sus cálculos suponen de un 30 al 50% de los costos totales de la producción. El aumento de los costos laborales y las dificultades para encontrar y retener trabajadores calificados pueden hacer de estos robots una solución para reducir los costos y mejorar la productividad.

El “trabajo” del robot GRoW va más allá de la selección y recolección del tomate óptimo para su cosecha, ya que con el control de los algoritmos se ajusta con las diferentes variedades, además todos los datos recopilados y analizados ofrecen al agricultor información sobre el rendimiento del invernadero, pudiendo así  planificar la cosecha.

Según MetoMotion, los invernaderos de alta tecnología, ubicados principalmente en el norte de Europa, representan el 10% del mercado total de invernaderos. Calculando la labor de un robot GRoW por hectárea, la empresa estima que el potencial de su primer mercado objetivo es de más de 1.000 millones de dólares, con un ROI de menos de tres años para el productor.

 

Redaccion AenVerde
Redaccion AenVerde

info@aenverde.es

Sin comentarios

Deja una respuesta