“Hemos reducido los tiempos de respuesta para la certificación a la mitad”

Luis Miguel Fernández, gerente de Agrocolor
Luis Miguel Fernández, gerente de Agrocolor

El GLOBALG.A.P. Tour, que se celebra 28 y 29 de mayo, llega en el momento oportuno, ya que será la presentación mundial de la nueva versión de esta norma que entra en vigor el próximo 1 de junio.

-¿Qué balance hace de este nuevo periodo de Agrocolor con GLOBALG.A.P.?

El balance ha sido muy bueno en los ocho meses que llevamos certificando GLOBALG.A.P. con sus módulos y también el esquema homologado UNEG.A.P. Hoy en día estamos a punto de llegar a los 200 clientes entre operadores individuales y Organizaciones de Productores. Para nosotros ha sido mucho más positivo de lo que esperábamos, puesto que el plan estratégico diseñado al objeto de conseguir 250 operadores en dos años, está teniendo un resultado espectacular, alcanzando el 75% de nuestro objetivo en los ocho meses que llevamos acreditados para certificar GLOBLALG.A.P.

Paralelamente a nuestra actividad de negocio, también hemos conseguido estrechar las relaciones con la organización GLOBALG.A.P., garantizando a nuestros clientes una comunicación fluida con intercambio de información con las cadenas de supermercados. No olvidemos que GLOBALG.A.P. es casi la única plataforma que sienta en la misma mesa al 90% de las cadenas de supermercados europeas y distribución de frutas y hortalizas. Por ello, es importante que Agrocolor tenga una relación muy estrecha con ellos y que los productores y comercializadores hortofrutícolas valoren la certificación con Agrocolor.

Coexphal y Agrocolor han apostado por GLOBALG.A.P. porque es un esquema que lleva ya 16 años y es muy demandado y respetado por el sector agroalimentario mundial. Además tiene una herramienta para homologar otros esquemas existentes como puede ser la norma española de frutas y hortalizas UNE:155.001 (UNEGAP); y porque dispone de módulos voluntarios que integran requisitos de otros sistemas para evitar la duplicidad de protocolos de calidad, son los famosos Add/On.

-¿Qué le aporta GLOBALG.A.P. Tour al sector almeriense?

El GLOBALG.A.P. Tour, que hemos conseguido que se celebre en Almería, es una cita muy importante para el sector porque no sólo se va a hablar de todas las herramientas que están surgiendo y que nosotros estamos apoyando para el sector hortofrutícola, sino que también vamos a asistir a la presentación mundial de la nueva norma de GLOBALG.A.P. Durante el Tour está previsto que se lleven a cabo mesas redondas en las que tanto directores de calidad, como directores comerciales de las empresas van a poder preguntar y aclarar cualquier duda, ya que el 1 de junio entra en vigor esta norma. Por lo tanto, el Tour llega en el momento oportuno. Aún así habrá un año de margen para que las empresas se adapten a estas novedades.

-¿Cuáles serán las principales novedades de la nueva versión de la norma?

-A finales de abril GLOBALG.A.P. eligió a Agrocolor para hacer una prueba prototipo de la versión 5 que se llevó a cabo en Murgiverde SCA y donde se comprobó si eran viables o no los nuevos requisitos. Los principales cambios que podemos destacar, es que la versión 5 está diseñada para facilitar el cumplimiento y acople de módulos de otros esquemas de certificación para unificarlos. Igualmente cuenta con requisitos nuevos que garantizan la trazabilidad y la segregación del producto certificado, requisitos medioambientes para facilitar la homologación de otros protocolos; y desde el punto de vista de certificación tiene mayor facilidad para que las empresas certificadas con un organismo se puedan cambiar en las mismas condiciones a otra empresa de certificación, cuando antes había muchos más requisitos para este último punto.

-¿Qué ha supuesto GLOBALG.A.P. para vuestros clientes?

-Cuando decidimos dar este paso, lo hicimos impulsados por nuestros clientes. El margen de negocio de la certificación agroalimentaria ha disminuido muchísimo, con lo cual, la estructura de certificación deben ser, a nuestro juicio, muy ágiles con tareas de auditoría y certificación conjunta para minimizar costes. Hemos comprobado que podemos ser más eficientes en la certificación a través de una certificación directa en lugar de comités mensuales de certificación que siempre retrasan más las decisiones. A través de un estudio previo que hicimos, sabíamos que podíamos reducir los costes a nuestros operadores e íbamos a poder estrechar la relación directa con GLOBALG.A.P. sin tener a AENOR de intermediario.

-En general, ¿este cambio está beneficiando al sector?

-Yo estoy convencido de que sí, sí rotundo. Ahora nos ven como una empresa más cercana, más eficiente y con la estructura necesaria para cumplir con los plazos de planificación y certificación en el menor tiempo posible. Las empresas nos comentan que somos mucho más accesibles para cualquier problema y para agilizar las auditorías, porque estamos acortando a la mitad el plazo de respuesta en todos los procesos.

Otro aspecto que me gustaría resaltar es el trabajo que están haciendo Coexphal y Fepex para que la norma UNE 155:001 de frutas y hortalizas sea un esquema homologado por GLOBALG.A.P. que (además de adaptar esta norma internacional al modelo español de producción de frutas y hortalizas) abarata en un 50% las tasas para el dueño del esquema, es decir, en GLOBALG.A.P. un agricultor tiene que pagar 20€ de tarifa y en el esquema de UNEGAP tiene que pagar la mitad.

Sin comentarios

Deja una respuesta