Creo que la gran distribución necesita desarrollar campañas de comunicación más claras para frutas y verduras

Marian García es Doctora en Economía Agraria por la Universidad de Reading (Reino Unido) y experta en canales de comercialización y marketing de productos agroalimentarios. También es profesora en la Escuela de Negocios de la Universidad de Kent (Reino Unido). Su área de especialización es la innovación y el cambio tecnológico en la industria alimentaria.

-¿Cuáles son las tendencias de mercado de consumo y de la gran distribución?

-En tendencias de consumo lo que sí queda claro es que los problemas relativos a la obesidad están afectando a la mayoría de los países desarrollados, por ejemplo en el Reino Unido 23 de cada 100 adultos son obesos, en EEUU el número sube a 34 adultos de cada 100 y en el caso de España 17 de cada 100 adultos padece obesidad. Algo significativo en nuestro país, teniendo en cuenta nuestra Dieta Mediterránea y siendo un país productor de frutas y verduras; no como Reino Unido que es un país importador y cuyo conocimiento del producto es significativamente inferior. Estos datos preocupan a la sociedad, ya que si preguntamos a los consumidores estos creen que los Gobiernos no deberían involucrarse en dictar que alimentos se deben consumir o imponer una tasa especial para aquellos productos que son altos en grasa o calóricos, en cambio están de acuerdo en que debería forzar a las empresas a promover alternativas mas sanas.

En Reino Unido se están desarrollando estrategias para promover un consumo más sano a través del ‘Trafric Light’, en el que, emulando a un semáforo, se indica mediante colores el nivel de calorías, grasas y sal. Así si está rojo es un producto muy calórico, comparado con el verde que sería un producto con menos calorías. De esta manera se está intentando educar al consumidor a realizar compras más sanas mediante esta estrategia.

Desde mi punto de vista la gran distribución necesita desarrollar campañas de comunicación más claras para la categoría de frutas y verduras. En realidad resulta un poco paradójico porque las frutas y verduras son lo que nosotros llamamos categoría ‘Destino’, ya que determinan la elección del sitio de compra de los consumidores. Cuando quieres comprar frutas y verduras vas a Tesco y Sainsbury’s donde sabes que puedes encontrar calidad y variedad.

En Inglaterra el 80% de los productos son vendidos bajo algún tipo de promoción. Para las ensaladas en Tesco se estaban promocionando los pack grandes, pero se han dado cuenta de que no es útil porque la gente compra pero no es capaz de utilizar todo ese producto perecedero, por tanto, se están replanteando la utilización de estas promociones en frutas y verdura.

-¿Qué debe hacer el sector ante estas estrategias?

-El sector debe entender lo que quiere el consumidor, y mi experiencia trabajando aquí con productores españoles y de otros países, es que ahora mismo el productor está muy alejado del consumidor. Sí hay casos esporádicos con empresas muy innovadoras pero la mayoría de las veces el productor no tiene conocimiento de lo que el consumidor desea. Hay que seguir trabajando para ser capaces de adelantarnos a las demandas de los consumidores, estando más cercanos a ellos. Igualmente cada vez más hay productos ‘hechos a medida’ lo que significa nuevas técnicas de producción y manipulación, no es a granel sino que está envasado con nuevas técnicas de packaging.

-¿Qué plantea para lograr un acercamiento entre productor y consumidor?

-Creo que a través de organizaciones como APROA que representa a la comercialización y también al productor, se puede facilitar este entendimiento y transmitir las demandas de los consumidores. Pero este problema no sólo ocurre en la agricultura, en la industria agroalimentaria en general el 80% de nuevos productos que entra en el mercado mueren durante el primer año porque son productos que no añaden valor al consumidor y no le satisfacen, entonces la competencia es tan grande que hace que el consumidor no adquiera esos productos. Por tanto, instituciones como APROA hacen un gran trabajo a la hora de transmitir estos mensajes mediante charlas o incluso con vuestra revista.

-Almería es ejemplo de cambio e innovación gracias al control biológico ¿La ‘Revolución Verde’ se percibe en Reino Unido?

-Igualmente que el productor está alejado del consumidor, el consumidor también está muy lejano del productor. Incluso hay casos en el colegio que los niños no conocen, por ejemplo, de dónde viene la leche y te dicen de Tesco. Queda claro que hay que establecer políticas que traten de acercar el consumidor a las técnicas productivas, antes de que se esté utilizando eso como campaña promocional para dar mayor valor al producto, porque ahora también están introduciendo en el packagin la cara del productor fomentado los productos más artesanales.

Actualmente, en Inglaterra y en Países Nórdicos el consumidor está sufriendo un cierto desencanto con las frutas y verduras por la pérdida de sabor. Esto quizás es culpa de la distribución que pide productos homegéneos y perfectos, todos del mismo tamaño y color. Mientras que en España no pasa nada si el producto no es perfecto porque sabes que tiene un buen sabor. El consumidor centroeuropeo compra por la calidad visual no por el sabor del producto.

-¿Cómo ve el sector hortofrutícola almeriense?

-El principal problema es quizás el poder llegar a más mercados, porque creo que el destino de los productos almerienses está muy concentrado en unos mercados. Intentar entrar en aquellos mercados donde se valore mucho más la calidad de los productos y no tanto el precio, y todo esto precisa cambios en la logística y en el packaging y en los sectores auxiliares. Turquía es un claro ejemplo de país que cuenta con una clase social media que demanda productos de calidad y además es productor, pero muchas veces prefieren productos extranjeros porque saben que es un producto certificado con controles de calidad, mientras que su producto nacional saben que no están sometidos a estos controles.

-¿Se perciben diferencias entre la producción almerienses, marroquí o turca?

-En general si trabajas con una cadena como puede ser Tesco no hay diferencia porque todos los productores que trabajen con ella deben cumplir los mismos controles de calidad y seguridad si quieres estar ahí, porque al fin y al cabo Tesco es una marca y lo último que quiere es verse afectada por cualquier crisis alimentaria o de seguridad alimentaria. Lo que ocurre es que en España hay más productores capaces de cumplir todos estos requisitos de calidad y sanidad, capaces de proveer a esta cadena. Quizás en el resto de países mencionados como Marruecos, Turquía o Israel, solo haya unos cuantos productores de estas características.

Redaccion AenVerde

info@aenverde.es

Sin comentarios

Deja una respuesta