Un proyecto estudia la biodegradación de plásticos durante el compostaje

comboost-reciclaje

La empresa pública de tratamiento y gestión de residuos urbanos de la provincia de Castellón, RECIPLASA, el grupo de investigación PIMA Polímeros y Materiales Avanzados de la Universitat Jaume I de Castellón, la start up CEBIMAT y el Instituto Tecnológico del Plástico (AIMPLAS) han comenzado un estudio, financiado con más de 500.000 euros por la Agencia Valenciana de la Innovación (AVI), que tiene como objetivo la mejora de la biodegradación de los materiales bioplásticos durante el proceso de compostaje.

El objetivo de este proyecto, denominado COMBOOST, es la investigación de nuevos métodos y procedimientos de compostaje, tanto en plásticos considerados biodegradables como en los no biodegradables, mediante la adición de microorganismos capaces de acelerar la degradación de estos materiales. En concreto, la experimentación se centrará en los plásticos derivados del almidón (PLA) y los plásticos biodegradables (PHA) y sus derivados.

Eliminación de microplásticos para la agricultura

Esta nueva tecnología permitirá traspasar algunas de las barreras que limitan actualmente el reciclaje de envases de plástico y ofrecerá nuevas soluciones para la eliminación de microplásticos en el compost generado. De este modo, se evitará que acaben en el medio natural o en medio agrícola y, por lo tanto, en la cadena alimentaria.

Los plásticos se degradarán más rápido en el proceso de compostaje y se evitará la deposición en vertedero de residuos que no puedan ser reciclados mecánicamente. Además, el compost producido de alta calidad podría emplearse para regenerar o mejorar la calidad de los suelos, en el sector agrícola o jardinería, sin problemas de toxicología o contaminación asociados después de investigar su inocuidad mediante bioensayos de ecotoxicidad normalizados.

Las razones para impulsar COMBOOST incluyen beneficios económicos y medioambientales. El reciclaje de plásticos mediante el compostaje presenta ventajas competitivas para las empresas que, a través del fomento de la ecoinnovación, podrán adelantarse a futuros cambios legislativos (como los que ya se prevén en la estrategia de economía circular para el plástico).

La investigación está financiada por la Generalitat Valenciana a través de la Agencia Valenciana de la Innovación (AVI), con la cofinanciación de la Unión Europea gracias al Programa FEDER Comunitat Valenciana 2021-2027, dentro de la convocatoria de Proyectos Estratégicos en Cooperación de 2023.

Redaccion AenVerde

info@aenverde.es

Sin comentarios

Deja una respuesta