Residuos de frutas y hortalizas para fabricar juguetes sostenibles

residuos juguetes

Investigadores del Instituto Tecnológico del Producto Infantil y Ocio (AIJU) de Alicante están desarrollado aditivos concentrados, procedentes de los residuos de frutas y hortalizas para aplicarse a los plásticos de los juguetes.

Denominado BioMat4Future, el proyecto iniciado el año pasado tiene el objetivo de obtener aditivos de origen natural para su uso en biopolímeros.

Estos aditivos se obtendrán a partir de residuos agrícolas con el objetivo de minimizar los residuos agroalimentarios, a la vez que se le añadirán diferentes funcionalidades a los biopolímeros, tales como coloración, efecto antimicrobiano o retardación a la llama.

De brócoli o melocotón

Los primeros avances del proyecto van relacionados con el color, ya que al realizar diferentes extracciones a partir de restos de frutas (cereza y melocotón) y hortalizas (brócoli, acelgas, carlota, zanahoria), se han obtenido extractos de diferentes colores (verdes, amarillos, naranjas y morados).

Los extractos se incorporan a matrices de biopolímeros, cuyo color natural antes de ser coloreadas es blanco, y tras la coloración se obtienen colores en tonalidades pastel.

Las otras dos líneas de trabajo en el marco del proyecto son el estudio de las propiedades antimicrobianas y de retardación a la llama a partir de extractos de origen natural, al incorporarlos a las matrices biopoliméricas.

 

Redaccion AenVerde

info@aenverde.es

Sin comentarios

Deja una respuesta