Planas defiende el regadío como elemento clave en el modelo agrario español

ministro libro fenacore

El ministro de Agricultura, Pesca y Alimentación, Luis Planas, durante la presentación del libro “Externalidades positivas del regadío”, que ha coordinado el catedrático y especialista en economía agraria y ambiental de la Universidad de Córdoba Julio Berbel y editado por la Federación Nacional de Comunidades de Regantes de España (Fenacore), ha asegurado que el regadío español es un caso de éxito y uno de los más competitivos del mundo y que es la “joya de la corona” del sistema agroalimentario español, ya que multiplica por seis la productividad agrícola, aumenta hasta cuatro veces la renta de los agricultores y genera tres veces más empleo. Con sólo un cuarto de la superficie cultivada (22,5 %), aporta más de la mitad de la producción agrícola de nuestro país (65,5 %).

El regadío, según Planas, aporta otros beneficios que poseen un gran valor social y medioambiental, como los paisajísticos e identitarios, así como las aportaciones medioambientales como la prevención de la erosión de los suelos, el consumo de gran cantidad de CO2 y la preservación de la biodiversidad.

Fondos de la PAC

Por su parte, el presidente de la Federación Nacional de Comunidades de Regantes (FENACORE), Andrés del Campo, ha pedido al ministro que blinde los fondos que la PAC asigna al regadío para garantizar la producción de alimentos; máxime teniendo en cuenta que la incidencia de la COVID-19 podría casi duplicar el número de personas que padecen hambre aguda en todo el mundo.

Del Campo ha defendido una reforma de la PAC escalonada y paulatina que permita a los agricultores adaptar sus medios al nuevo escenario y los desahogue de la asfixia económica que provoca la diferencia entre los precios de venta y los costes de producción.

Asimismo, los regantes han advertido de que la aplicación de los futuros ecoesquemas debe ser lo suficientemente equilibrada para asegurar la viabilidad del sector y, con ello, evitar la despoblación de la España rural.

Elevar el agua a “cuestión de Estado”

De igual modo, han reiterado la conveniencia de elevar el agua a una “cuestión de Estado” y han instado a sacar adelante un nuevo Plan Hidrológico Nacional para ejecutar las actuaciones ya contempladas en los diferentes planes de cuenca, donde se incluyen no sólo obras de regulación sino también de modernización del casi millón de hectáreas aún pendientes, lo que permitiría producir más alimentos usando menos agua y consumiendo menos energía.

Redaccion AenVerde
Redaccion AenVerde

info@aenverde.es

Sin comentarios

Deja una respuesta