Murciélagos y aves, aliados del control biológico en invernaderos

Conservar la biodiversidad es esencial para la continuidad de la agricultura. Desde el Grupo Operativo IDEAS, estamos impulsando la presencia de biodiversidad en los paisajes de invernaderos en Almería, con distintas estrategias. Hoy, nos centramos en los refugios artificiales para aves y murciélagos, dos grupos de animales beneficiosos para nuestros cultivos.

Personal de ANSE colocando cajas nido.
Personal de ANSE colocando cajas nido.

Numerosos estudios científicos señalan que las aves y los murciélagos son buenos bioindicadores en los entornos agrícolas. Es decir, su presencia nos habla sobre la calidad ambiental del medio. Hay que destacar que, tanto aves como murciélagos cumplen un papel importante en la regulación de plagas de los cultivos. Aunque algunos de estos animales pueden pasar desapercibidos (particularmente los murciélagos, que son nocturnos), su actividad contribuye al control biológico de las plagas.

Existen alrededor de 30 especies de murciélagos en España. Su dieta está compuesta principalmente de insectos, sobre todo polillas, moscas y mosquitos. Por otro lado, algunas de las especies de aves que habitan en los entornos de invernaderos, como el mosquitero común, la curruca, el jilguero, el verdecillo, o el carbonero, también se alimentan de insectos. Además, es interesante señalar que aves y murciélagos complementan su actividad insectívora, ya que cazan en momentos distintos, los primeros durante el día, y los segundos, al caer la noche.

La supervivencia de aves y murciélagos en los paisajes de invernaderos dependen de la disponibilidad de hábitat. La mayoría de las aves insectívoras asociadas a los sistemas agrícolas necesitan matorrales donde ocultar sus nidos. Los murciélagos y también algunas especies de aves usan árboles aislados, cuevas, y huecos en construcciones para anidar. Para paliar la escasez de hábitat en zonas invernadas, se pueden instalar refugios artificiales, como las cajas nido.

Carbonero común (arriba) y murciélago Pipistrellus sp. (abajo), dos especies que comúnmente habitan cajas nido
Carbonero común (arriba) y murciélago Pipistrellus sp. (abajo), dos especies que comúnmente habitan cajas nido.

Desde el Grupo Operativo IDEAS, el pasado 12 de junio instalamos refugios artificiales en las fincas de 5 agricultores, distribuidas en varias zonas de Almería, desde Balerma a La Cañada. Estos refugios fueron instalados por miembros de la asociación naturalista ANSE, con la colaboración de personal de la estación experimental CAJAMAR, centro IFAPA y COEXPHAL. En total, durante la jornada, se instalaron 37 cajas nido para murciélagos, 12 para pájaros, 8 nidos específicos para golondrinas, y 21 nidales para polinizadores.

Estas acciones fomentan la presencia de biodiversidad en los entornos de los invernaderos y potencian el control biológico de las plagas. De esta manera, se contribuye a un doble objetivo global: disminuir el uso de insecticidas en los invernaderos, y aumentar la capacidad de estos sistemas agrícolas para conservar biodiversidad.

Eduardo Crisol
Eduardo Crisol

Doctor Ingeniero Agrícola. Dpto.Técnicas de Producción de COEXPHAL

Sin comentarios

Deja una respuesta