La ley frente al desperdicio alimentario afectará a toda la cadena

aqui no se tira nada

El ministro de Agricultura, Pesca y Alimentación, Luis Planas, ha destacado que la prevención y reducción del desperdicio de alimentos va a tener por primera vez una regulación por ley, sobre la que ha adelantado que afectará a todos los eslabones de la cadena alimentaria, incluida la restauración, y que “contribuirá a la sostenibilidad y a la economía circular, gracias a una gestión más eficiente de los recursos”.

“Antes de tirar un alimento se establecerán prioridades para su destino, con preferencia para la alimentación humana sobre otros usos como la animal o la transformación industrial, y se creará la obligación de reaprovechar todos los productos que se retiren del mercado, fomentando la donación”, ha asegurado Planas.

“Aquí no se tira nada”

El ministro lo ha anunciado durante la presentación de la campaña de concienciación “Aquí no se tira nada”, con la que se pretende promover entre la ciudadanía un consumo responsable y reducir el desperdicio de alimentos, un objetivo que ha considerado prioritario para el ministerio y que es una “necesidad social”.

Con el inicio de esta campaña específica contra el desperdicio alimentario, el Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación (MAPA) da un paso más en su estrategia de promoción y puesta en valor de los productos agroalimentarios españoles. De hecho, mantiene el hilo conductor del eslogan “Alimentos de España, el país más rico del mundo”, lanzado en noviembre de 2020 de la mano del chef José Andrés para resaltar la variedad y calidad de los productos nacionales.

El pasado mes de marzo se añadió la campaña “El país más rico del mundo. Un país infinito en productos del mar y recetas”, para promocionar la producción pesquera y acuícola. Ahora, “El país más rico del mundo, aquí no se tira nada” trata de concienciar sobre la necesidad de realizar un consumo de alimentos responsable.

31 kg/l por persona

Tres de cada cuatro hogares españoles tiraron a la basura comida y bebida en el año 2020, con una media de 31 kilos/litros por persona. En total, en el cubo de la basura de las familias terminaron 1.364 millones de kilos/litros de alimentos. Se trata de unas cifras similares a las del año anterior, si bien la tasa de desperdicio frente al total comprado mejora ligeramente y se sitúa en el 4,3 % en comparación con el 4,7 % del 2019. No obstante, todavía se despilfarra demasiada comida que termina en los contenedores.

Enlaces para acceder los estudios:

https://menosdesperdicio.es/sites/default/files/documentos/relacionados/presentacion_desperdicio_alimentario_hogares_2020vs2019.pdf

https://menosdesperdicio.es/sites/default/files/documentos/relacionados/informe_desperdicio_alimentario_hogares_2020.pdf

https://menosdesperdicio.es/sites/default/files/documentos/relacionados/presentacion_panel_cuantificacion_desperdicio_alimentario_consumo_extradomestico_2020.pdf

Redaccion AenVerde

info@aenverde.es

Sin comentarios

Deja una respuesta