Los hongos en el suelo favorecen el crecimiento de los cultivos de invernadero

Un equipo de investigadores de la Universidad de Almería ha demostrado en un reciente estudio lo positivo de la presencia de hongos en el crecimiento de los cultivos de invernadero, según ha publicado hoy la Fundación Descubre.

invernadero investiga ual
Uno de los invernaderos en los que se realizaron las pruebas de campo.

Tras analizar muestras en 40 explotaciones, los investigadores del grupo Producción Vegetal en Sistemas de Cultivos Mediterráneos concluyen que los fertilizantes minerales van empobreciendo los suelos si no se complementan con el añadido de materia orgánica.

En su estudio, publicado en la revista Annals of Applied Biology, desarrollado con plantas de tomate y pepino comprobaron que el enriquecimiento de la tierra sólo con aditivos de origen mineral empobrecía la tierra con lo que optaron por añadir materia orgánica, en la que se incluían hongos.

José Ignacio Marín, investigador UAL
El investigador y autor del estudio, José Ignacio Marín.

“Los sustratos que promueven mayor crecimiento de las plantas presentan un mayor contenido en materia orgánica y, a su vez, son los suelos que mayor cantidad y diversidad de hongos contienen”, ha asegurado a la Fundación Descubre el investigador de la Universidad de Almería, José Ignacio Marín, coordinador y autor del estudio.

Para el estudio analizaron cuatro variables en plantas de pepino y tomate en 40 invernaderos de Granada durante 5 años, centrándose en el crecimiento del peso seco de la parte aérea y de las raíces, el área de las hojas y la altura de la planta.

Detectaron que una presencia de más del 1,5% de materia orgánica en el suelo de cultivo de tomate obtiene valores significativamente más altos en las cuatro variables analizadas. “Además, la altura de la planta, el peso aéreo seco y el área foliar mostraron correlaciones positivas y significativas con el número total de géneros de hongos”, ha señalado Marín. Y los resultados en el pepino fueron similares.

Equipo de investigación de la UAL
Equipo de investigación del estudio de la UAL.

El estudio reivindica la importancia de los microorgansmos en el suelo de cultivo y cómo la materia orgánica “es la que sirve para regenerar los suelos, devolverles su fertilidad y llevarlos a un equilibrio donde los gastos sean menores y el enclave permanezca fértil, y no los abonos minerales, ha asegurado Marín.

La cooperativa agrícola de Motril (Granada), Granada La Palma, preocupada por la menor fertilidad de los suelos, ha financiado parte del proyecto.

Fuente: Fundación Andaluza para la Divulgación de la Innovación y el Conocimiento.

Redaccion AenVerde
Redaccion AenVerde

info@aenverde.es

Sin comentarios

Deja una respuesta