El virus Nueva Delhi en los cultivos de primavera: Miguel Ángel Rodríguez, Técnico de Hortofrutícola Mabe S.A.T.

NOTICIA 1

-Ante las dificultades que ha supuesto la campaña de calabacín con el virus Nueva Delhi, ¿cómo se presenta la campaña de primavera?

-La campaña de primavera se presenta con mucha incertidumbre para la mayoría de los agricultores que no saben cómo puede afectar a sus cultivos de melón y de sandía este virus.

-¿Qué superficie de melón y sandía  tiene Mabe?

-Podemos decir que en el caso de nuestra comercializadora de media tenemos un 40% menos de superficie de melón y sandía que en la campaña pasada. Esto se explica por este miedo a cómo afectará el virus Nueva Delh y también debido a la buena campaña en pimiento que ha hecho que muchos agricultores hayan alargado el ciclo de este culivo ante la incertidumbre que hay para la campaña de primavera.

-Ya se han iniciado las plantaciones de ambos productos, ¿Habéis observado  que haya presencia del virus?

-Podemos decir que muy tímidamente, pero sí hemos notado presencia de este virus especialmente en melón. En el caso del calabacín de primavera que también se ha iniciado ya la campaña, se están viendo pocas plantas afectadas por el virus. La proximidad entre invernaderos aumenta la presión de plagas y hace que, en este caso, la mosca blanca vaya de unos a otros pasando de los invernaderos de calabacín a los que tienen melón y sandía.

-¿Qué efectos provoca en melón?

-Lo que hemos observado hasta la fecha, aunque todavía es pronto, podemos decir que los principales síntomas se presentan en los nervios de color verde más oscuro, las hojas se abarquillan y el ápice tiende a amarrillearse. Igualmente y según la información de otras zonas productoras, parece ser que produce colapso y la planta deja de crecer, por tanto el fruto no desarrolla o se queda acorchado.

-¿Qué medidas habéis recomendado a los agricultores de melón que tengan en cuenta durante esta campaña de primavera?

-Las medidas culturales son imprescindibles para evitar que el virus entre en el invernadero y también para evitar su propagación. Desde el Departamento Técnico de Mabe recomendamos que se tengan muy en cuenta estas medidas y que no se descuiden. Se deben colocar placas cromotrópicas en los cultivos, dobles puertas, dobles bandas, dobles techos y limpiar de malas hierbas que eviten la expansión de la mosca blanca que es el vector que transmite el virus.

El tema del virus es complicado y es fundamental hacer suelta de insectos    auxiliares en melón y sandía, aunque hablamos de cultivos de ciclo corto es muy importante la lucha integrada y el control biológico en estos momentos porque todo lo que luche contra mosca blanca va a ser beneficioso para los cultivos, y tenemos que tener en nuestros invernaderos un ejército que luche contra la mosca blanca.

-¿Cree que con la llegada del calor puede influir en la propagación del virus?

-Con el calor lo más probable es que el virus se active y se incremente, pero desconocemos cómo podrá afectar o en qué porcentaje se va a activar.

 

Redaccion AenVerde

info@aenverde.es

Sin comentarios
  1. Muy interesante la entrevista. Sí me gustaría añadir unas pocas líneas respecto a la sandía, también para tranquilizar un poco, aunque muchos de los lectores ya sabrán que el Nueva Delhi infecta a la sandía a través de la calabaza. Por eso, hay varios semilleros en la provincia que en los injertos directamente le quitan a la calabaza las dos hojitas (cotiledones) con el objetivo de que la mosca blanca tenga menos superficie donde picar, y así no infecte a la sandía. En fin, mucha suerte a los agricultores valientes que este año se han metido en sandía y sobre todo en melón, donde sí está constatado por los productores murcianos que el fruto se acartona, pierde azúcar y se raja.

Deja una respuesta