“El sector está demostrando una gran capacidad de adaptación, poniendo en valor el papel fundamental que juega en nuestra sociedad”

catherine jacquin

AenVerde entrevista este mes a la responsable del Área de Microbiología e Higiene Agroalimentaria del laboratorio LABCOLOR.

Ante el coronavirus, ¿Cómo está trabajando el laboratorio y el sector para garantizar la seguridad alimentaria?

El laboratorio forma parte de los llamados “servicios esenciales” ya que entra dentro de las “actividades de conformidad de los productos alimentarios”. Ha tenido que adaptarse a esta situación para mantener el servicio de análisis evitando posibles contagios del personal, con turnos de trabajo diferenciados, mayor separación del personal durante el trabajo, con equipos de protección adicionales, desinfección periódica de superficies de trabajo, etc. Todas estas medidas han sido recogidas por parte de la dirección del laboratorio en un plan de contingencia.

También se han incorporado nuevas pautas al servicio de toma de muestras en las empresas con el fin de mantener todos los planes de muestreo previstos, ya que en ningún caso se pueden relajar en este periodo los controles establecidos en cada empresa alimentaria, sino mas bien todo lo contrario.

En cuanto al sector, por las consultas que recibimos, sabemos que desde el primer momento se mostró preocupado y dispuesto a tomar todas las medidas necesarias para hacer frente a esta situación con todas las garantías.

Aunque no estamos hablando de un problema de seguridad alimentaria sino de salud pública, ¿cree que está pandemia vendrá a reforzar aún más el altísimo nivel en cuanto a seguridad alimentaria de nuestro sector?

Sin ninguna duda. Esta gravísima crisis va a ser un estímulo que no deberíamos dejar pasar para elevar aún más nuestros estándares de calidad.

Además de las medidas tomadas por las empresas en el marco de la seguridad e higiene en el trabajo como son el uso de mascarilla y guantes, separadores entre manipuladores -o aumento de las distancias entre el personal de las líneas de manipulado-, se han reforzado todos los planes de limpieza y desinfección en cuanto a su periodicidad (ampliando turnos de limpieza) y su intensidad, por ejemplo en zonas de mucho tránsito de personas y materiales como son las áreas de carga y descarga de productos hortofrutícolas y de materiales de envasado.

Todas estas medidas incrementan no solamente la seguridad de nuestros productos, sino su calidad: una mayor limpieza y desinfección se traduce en una mejora en la eliminación tanto de microorganismos patógenos para el ser humano como de microrganismos responsables de podredumbre y deterioro de las frutas y hortalizas.

Actualmente no hay evidencias de que los alimentos sean una fuente o vía de transmisión del coronavirus, aún así ¿es necesario extremar al máximo las medidas higiénicosanitarias?

Efectivamente, en este momento tanto la Agencia europea de seguridad alimentaria (EFSA) como la Food and Drug Administration (FDA- USA) y otras Autoridades competentes en esta materia coinciden en que no hay evidencias de que el virus SARS-COV-2 se transmita por vía alimentaria.

No obstante, los alimentos podrían contaminarse como cualquier otra superficie si están expuestos a personas portadoras del virus, cosa que podría ocurrir al toser o estornudar sobre ellos. Tanto el personal manipulador como los agricultores o recolectores han recibido formación en buenas prácticas de higiene. Éstas hacen mucho hincapié en el lavado de manos, no toser o estornudar sobre los alimentos, no tocarse la nariz o la boca durante el trabajo, etc. Estas medidas han sido reforzadas con el uso de mascarillas y guantes (que ya se venían utilizando en la mayoría de las empresas) por parte de los manipuladores, de manera que entre la formación que ya tiene el personal, las medidas de protección adicionales y el refuerzo de los planes de limpieza y desinfección, es poco probable que una contaminación pueda ocurrir.

Estas medidas higiénico-sanitarias, ya bien implantadas en esta parte de la cadena alimentaria, deben reforzarse en todos los puntos desde “el campo a la mesa”.

¿Qué opina de las pruebas que se están ofreciendo de detección de COVID-19 en las superficies de industrias alimentarias?

Hoy por hoy no existen indicaciones, ni recomendaciones de los organismos nacionales e internacionales acerca del análisis de SARS-COV-2 en superficies. Salvo nuevas exigencias por parte de las autoridades competentes no lo recomendamos ya que, si la finalidad de estas pruebas es comprobar la efectividad de los planes de limpieza y desinfección en las industrias alimentarias, esto se lleva haciendo desde hace muchos años por métodos estandarizados y muy económicos. Estos se pueden ampliar fácilmente solicitándolo al laboratorio para tener en cuenta nuevos aspectos como movilidad de personal, nuevos turnos de limpieza y de trabajo, nuevos puntos de muestreo, etc.

Redaccion AenVerde
Redaccion AenVerde

info@aenverde.es

Sin comentarios

Deja una respuesta