El proyecto SIEUSOIL trabaja en un mapa de uso del suelo de la zona euroasiática

sieusoil imagen

Más del 60% de los suelos europeos se encuentran en un estado insalubre. Las prácticas insostenibles de gestión del suelo, la creciente presión demográfica, los cambios en los patrones de consumo y el cambio climático contribuyen a esa conformación.

“Cuidar el suelo es cuidar la vida”, una misión de Horizonte Europa propuesta en el ámbito de la salud del suelo, tiene el ambicioso objetivo de garantizar que el 75% de los suelos estén sanos y sean capaces de proporcionar servicios ecosistémicos esenciales para 2030.

El proyecto de investigación SIEUSOIL, que cuenta con el apoyo del programa de investigación e innovación HORIZON 2020, tiene como objetivo desarrollar prácticas sostenibles de gestión del suelo basadas en un sistema armonizado de información sobre la tierra que se adapte a las diversas condiciones climáticas y de explotación.

Mapa y base de datos

Para ello, la plataforma de suelos de Eurasia de SIEUSOIL permitirá incorporar y mantener e interrelacionar las bases de datos de suelos existentes, así como otra información relevante, como la legislación, el sistema de identificación de parcelas, la información sobre el clima y los cambios en el uso del suelo.

La elaboración de un mapa abierto de uso del suelo será el más detallado y servirá como herramienta para correlacionar los datos de uso y de calidad del suelo.

El desarrollo de la herramienta SIEUSOIL para evaluar la calidad actual del suelo y de la tierra incluye la compilación de la Geodatabase sobre estadísticas de rendimiento agrícola, propiedades del suelo y recursos suelo/tierra/agua, la extracción de parámetros biofísicos de la Parcela a partir del Servicio de Vigilancia del Suelo de Copernicus y el visor basado en la web con acceso a los indicadores de rendimiento.

Noticia relacionada: SIEUSOIL, un proyecto europeo para la gestión sostenible del suelo

Los productos relacionados con la generación de mapas de fertilización y de labranza específica del lugar se basan en una metodología de escaneo de suelos en línea. En lo que respecta a la fertilización de tasa variable, se han elaborado mapas de fertilidad y parámetros físicos del suelo y, junto con otros datos sobre el terreno como los mapas de rendimiento de los cultivos de años anteriores, el análisis de muestras de suelo en laboratorio y las imágenes NDVI (un indicador de la biomasa fotosintéticamente activa) de teledetección por satélite, se han generado mapas de zonas de gestión dentro de la parcela en función de la productividad potencial del suelo.

La herramienta LSA (Land Suitability Analysis –Análisis de Idoneidad de la Tierra) se está desarrollando bajo el marco pertinente de la FAO, incorporando indicadores ambientales y socioeconómicos. Su objetivo es proporcionar zonas aptas o idóneas de la tierra para mejorar la productividad de los cultivos teniendo en cuenta la protección del medio ambiente, las restricciones socioeconómicas y la mitigación del cambio climático.

 

Redaccion AenVerde

info@aenverde.es

Sin comentarios

Deja una respuesta