El Comité Económico y Social Europeo (CESE) reconoce el «ninguneo» de la UE hacia los agricultores

comite social europeo

Si bien deplora todos los actos de violencia, la sección NAT del Comité Económico y Social Europeo (CESE), que se ocupa de la agricultura, el desarrollo rural y el medio ambiente, expresa solidaridad y apoyo a los agricultores, que han visto sus ingresos reducidos y sus medios de vida socavados después de décadas en las que las opiniones de los agricultores no se han tenido en cuenta, cuando los procesos de toma de decisiones (a nivel de la UE y en las negociaciones de acuerdos comerciales) no los han involucrado y cuando el presupuesto disponible no se ha alineado con los objetivos de sostenibilidad.

El CESE lleva años pidiendo una política alimentaria integral que garantice precios justos para los productores, fomente una cadena de suministro de alimentos justa, apoye a los agricultores en su avance hacia objetivos de neutralidad climática y garantice un desarrollo rural/urbano más equilibrado y sostenible. 

Según expresa el CESE en su comunicado, «la distribución injusta del valor a lo largo de la cadena de suministro de alimentos genera desequilibrios e incertidumbres, lo que impide que los agricultores obtengan ingresos justos por su producción de alimentos (los ingresos de los agricultores son alrededor de un 40% más bajos que el ingreso no agrícola promedio)».

También reconoce la carga burocrática: «los agricultores no deberían verse abrumados por cargas administrativas y se les debería dar tiempo suficiente para adaptarse a medidas como los planes ecológicos extremadamente complejos».

Para el CESE «la respuesta no debe ser el nacionalismo, ya que esto siempre fomenta el conflicto. Al contrario, necesitamos más solidaridad y <más Europa>. La respuesta no debe ser excluir a ningún grupo de la sociedad, sino poner a los agricultores y a los actores de la cadena agroalimentaria en el centro de los debates sobre cómo avanzar hacia una producción de alimentos autónoma y sostenible. La comunidad de agricultores necesita soluciones para acompañar la transición, así como para garantizar la reciprocidad de las normas en el mercado global».

El CESE adoptó un dictamen en su pleno de enero titulado Fomento de la producción alimentaria autónoma y sostenible: estrategias para la Política Agrícola Común (PAC) posterior a 2027. Fue la primera institución en formular recomendaciones para la próxima PAC. Este dictamen, elaborado con representantes de los agricultores, destaca el hecho de que las políticas medioambientales y climáticas deben diseñarse de tal manera que ayuden a Europa a recuperarse de la crisis actual, proporcionando soluciones a largo plazo y directrices para la toma de decisiones en el futuro.

El CESE finaliza su comunicado argumentando que la cooperación entre los diferentes actores a lo largo de la cadena alimentaria, por ejemplo entre los agricultores y el sector de distribución de alimentos, «es esencial para garantizar que se pague a los agricultores un precio justo que reconozca el valor de los alimentos».
 

Redaccion AenVerde

info@aenverde.es

Sin comentarios

Deja una respuesta