Acuerdo provisional de la revisión del reglamento sobre la protección contra las plagas de los vegetales

Plagas

La Presidencia del Consejo y los representantes del Parlamento Europeo han alcanzado esta semana un acuerdo provisional sobre la propuesta que la Comisión Europea presentó el pasado octubre para reformar el reglamento relativo a las medidas de protección contra las plagas de los vegetales con el objetivo de mejorar esa protección y racionalizar la aplicación de esta normativa. Ahora debe ser convalidado por ambas instituciones.

El Reglamento (UE) 2016/2031 es actualmente el marco jurídico básico de la política fitosanitaria de la Unión Europea. Su objetivo es evitar la entrada y propagación de nuevas plagas vegetales (las llamadas plagas de cuarentena de la UE) y luchar contra las plagas ya presentes (plagas no cuarentenarias reguladas). Entró en aplicación el 14 de diciembre de 2019 y el año pasado la Comisión presentó una propuesta de revisión.

El texto acordado provisionalmente permitirá mejorar los procedimientos para identificar y enumerar las plantas de alto riesgo, y para presentar y examinar las solicitudes de suspensión temporal de las obligaciones de importación procedentes de terceros países, según la nota informativa del Consejo, consultada por FEPEX.

También permitirá aclarar las medidas para las plagas que se clasifican como plagas cuarentenarias, pero que aún no han sido evaluadas en su totalidad. Y en tercer lugar permitirá racionalizar y simplificar las obligaciones de presentación de informes, gracias a una mayor digitalización, lo que ayudará a reducir la burocracia para las autoridades competentes, así como para los operadores, según el punto de vista del Consejo y del Parlamento.

Ambas instituciones consideran, además, que el texto acordado mejora la propuesta de la Comisión al prever la creación de un equipo de emergencia fitosanitaria de la Unión Europea, que estaría formado por expertos designados por la Comisión, sobre la base de propuestas de los Estados miembros. Estos expertos tendrían diferentes especialidades en el campo de la sanidad vegetal y podrían ayudar en caso de nuevos brotes de plagas en la UE. Además, podrían proporcionar a terceros países fronterizos asistencia y experiencia urgentes en caso de brotes que pudieran afectar a la UE, si así lo solicitan uno o más Estados miembros.

Pasaporte fitosanitario

En cuanto al pasaporte fitosanitario, según el texto acordado provisionalmente, la Comisión Europea puede decidir mediante actos de ejecución qué plantas, productos vegetales u otros objetos pueden viajar sin un pasaporte fitosanitario físicamente adjunto debido, por ejemplo, a su tamaño o a su forma, que haría imposible o muy difícil la fijación. En cambio, estas plantas o productos vegetales tendrían asociado el pasaporte fitosanitario de una forma distinta a la de un vínculo físico. Este cambio de las normas actuales se basa en la experiencia adquirida hasta ahora por los operadores en la aplicación de la ley fitosanitaria.

Durante las negociaciones interinstitucionales para la actual revisión, el Parlamento Europeo ha estado representado por la ponente española Clara Aguilera, quien ha valorado positivamente el acuerdo, al considerar que refuerza la protección del espacio de la UE frente a la introducción de plagas y la transmisión de información entre Estados miembro.

Redaccion AenVerde

info@aenverde.es

Sin comentarios

Deja una respuesta