Convencidos del control biológico

Debate Vicasol

El invernadero de José Sánchez se distingue por su orden, su olor, su color… en el ambiente destaca la armonía que aporta la biodiversidad, los frutos y sus plantas. La clave, según su técnico, Jesús Tristán, es el control biológico y el cuidado de la tierra. Pero, ambos coinciden en que el secreto reside en el convencimiento del uso de los insectos beneficiosos.

José Sánchez | Agricultor de Vicasol S.C.A.

José Sánchez, agricultor Vicasol

P.- ¿Podría describir la finca en la que estamos y qué cultivo tiene?
R.- Esta finca se encuentra en la zona de El Cosario (Vícar) y tiene una extensión de
23.000 metros cuadrados en invernadero. Este año hemos sembrado pimiento en ecológico.

P.- ¿Desde cuándo usa control biológico o control integrado de plagas y qué ha notado en su finca con este manejo?
R.- Se vende un poco mejor y he aprendido mucho. Ahora mismo no sabría cultivar si no es con bichos, sin usar productos químicos, estoy muy contento del resultado. Mi gente trabaja atenta a detectar cualquier foco, me lo señalan y en esa zona refuerzo con bichos o aplico algún tratamiento localizado para no tener que sulfatar la finca entera. La inversión que haría en productos químicos la sustituyo por insectos beneficiosos.

P.- Este año cómo lleva la campaña en su cultivo… ¿Ha tenido problemas de plagas o ha sabido anticiparse?
R.- Este año, el principal problema que he tenido ha sido la araña roja, el resto ha
estado perfectamente controlado gracias a la biodiversidad que tengo dentro y fuera de la finca, que ayuda a que los bichos se protejan, se reproduzcan y se consigan enemigos naturales. La lucha ha sido a base de bichos y he introducido humedad en la finca. He llegado a sulfatar con agua sola las plantas para que
tengan humedad, para que se calen bien los bichos y, de esa manera, hemos conseguido frenarlo, con el frío va desapareciendo y ahora mismo está controlado, algunos lineales se han visto afectados, pero están volviendo a producir. El consumidor lo agradece porque no hay ningún residuo químico en el fruto, es 100%
control biológico.

Jesús Tristán | Técnico de Vicasol S.C.A.

Jesus Tristan, tecnico Vicasol

P.- ¿Por qué recomiendan desde Vicasol a sus agricultores el control biológico en
sus cultivos?
R.- El principal motivo es porque el 100% de la producción de Vicasol está en lucha
integrada y uno de los requisitos de este tipo de producción es que requiere hacer sueltas de auxiliares. Otro motivo es que cada vez estamos más restringidos por los supermercados en cuanto a materias activas y límite de residuos. No vale con que cumplas la normativa española y europea, sino que hay clientes que nos exigen cierto porcentaje de LMR.

P.- La biodiversidad en el invernadero ha sido un nuevo avance, aunque aún queda mucho camino… ¿Tienen una línea específica en su departamento en este sentido?
R.- Va en función de los cultivos, aquí es más amplia porque es ecológico y biodinámica y ahí las exigencias de biodiversidad son más estrictas, ya que se debe alcanzar un 15% de la superficie. Hay algunos productos que están autorizados en ecológico, pero en biodinámica no, por lo que hay que invertir más en bichos.

P.- El paso siguiente está en el suelo… ¿Están ya analizando o viendo cómo actuar
y mejorarlos?
R.- En el cultivo ecológico es obligatorio cada dos años hacer aportes de materia orgánica y también hemos hecho abonado en verde.

P.- ¿Qué retos cree que les quedan a los cultivos de invernadero de Almería en el
ámbito del control biológico?
R.- El reto es seguir avanzando, antes se soltaba un poco de Orius laevigatus y Amblysius swirski y ya. Ahora hay que realizar más sueltas, mantener y cuidar la biodiversidad, y, sobre todo, el agricultor debe estar convencido e invertir en insectos beneficiosos. En 2007 el campo pegó un vuelco al empezar el uso del
control biológico, pero ahora advierto cierta relajación. En primavera, la suelta de auxiliares es minoritaria. La normativa, el cuaderno digital, la desautorización de productos, nos estamos quedando sin armas. Algunos agricultores van a tener que adaptarse a la fuerza y lo importante es que estén convencidos de sus resultados,
como le ocurre a José.

Redaccion AenVerde

info@aenverde.es

Sin comentarios

Deja una respuesta