Alta presencia del Thrips Parvispinus en el pimiento del Poniente almeriense

nuevo trips

Se detectó en el sudeste español hacia 2017 en planta ornamental y alcanzó especialmente a la dipladenia y gardenia de Almería en 2020, pero su presencia desde inicios de la presente campaña en el cultivo de pimiento ha sido notable.

Según ha comunicado la Red de Alerta e Información Fitosanitaria de Andalucía (RAIF), durante el mes de octubre se ha observado su presencia del Thrips Parvispinus los invernaderos de pimiento en Adra, Balanegra, Roquetas de Mar y El Ejido, concretamente en Tierras de Almería.

Según la RAIF, la incidencia durante el citado mes ha sido de pequeños focos en los invernaderos sondeados (10 a 15% de cultivos de la zona) y en algunas parcelas se han tenido que arrancar los cultivos por los daños en los frutos, en un número reducidos de invernaderos.

Su reconocimiento en campo no es difícil. Las hembras se caracterizan por su puntiagudo abdomen negro y cabeza marrón, mientras que el macho es mucho más pequeño y de color más claro y amarillento. Ambos con alas negras y con presencia en flores y envés de las hojas.

Sus larvas se encuentran en principalmente en las hojas jóvenes, y en menor grado, en las yemas florales. Su máxima presencia es en octubre y en invierno las bajas temperaturas la convierten en una plaga testimonial.

Detección precoz

Es importante estar atentos e incrementar las dosis de suelta de Amblyseius swirskii, A. californicus y Orius laviegatus con las primeros focos detectados. Esta medida es eficaz para controlarlo.

Daños hojas pimiento Trips
FUENTE: M. Cantó.

Las picaduras de adultos y larvas provocan deformaciones en los brotes tiernos y en las hojas más jóvenes. En el envés de las hojas aparecen manchas plateadas con puntos negros (sus excrementos) junto a las nervaduras, y provocan el rizado del borde del limbo hacia el haz, con algunos abortos florales y placas plateadas en los frutos que con el tiempo se vuelven de coloración parda.

Noticia relacionada: Thrips parvispinus: una nueva especie de trips en los invernaderos de Almería

Prevención

Mallas (mínimo 10×20 hilos/cm2) en las aberturas laterales, cenitales y puertas.

Vigilar que no haya roturas en los plásticos.

Utilizar material vegetal sano.

Usar trampas monocromáticas azules desde el inicio del cultivo.

Rotación de cultivos.

Retirar y destruir restos de poda.

Favorecer la proliferación de poblaciones de insectos auxiliares.

Redaccion AenVerde

info@aenverde.es

Sin comentarios

Deja una respuesta