Thrips parvispinus: una nueva especie de trips en los invernaderos de Almería

manuel gómez

Manuel Gómez, responsable de Desarrollo de Bioline Iberia, y Mercedes Lorca, delegada Técnica Comercial en la Comunidad Valenciana, explican las características de este trips, detectado en principio en ornamentales y ya observada su mayor incidencia en cultivos hortícolas como el pimiento en la presente campaña.

Manuel Gómez,

Mercedes lorca

 

¿Cuál es su origen y cuándo se identificó esta plaga por primera vez en España?

Thrips parvispinus, originario del sureste asiático, fue citado como presente en España (EPPO Global Data Base) en 2017 debido a su detección en planta de maceta (Gardenia y Mandevilla) en el sureste peninsular (Alfredo Lacasa et. al, 2019).

A partir de 2017 se observaban daños en plantas de gardenia y dipladenia diferentes a los habituales de Frankliniella occidentalis que era el trips predominante en los cultivos, además de una diferencia de coloración más oscura en verano por lo que se hizo un seguimiento y su posterior clasificación por parte del Dr. Alfredo Lacasa.

Al poco tiempo se detectó en plantones de cítricos y tras una campaña, en pimientos de plantación en verano en Murcia/Alicante y en plántulas de lechuga, así como otros cultivos ornamentales (Stephanotis, Trachelospermum, etc.).

 ¿Cuándo se detectó su presencia en Almería y cuál es la situación actual?

La primera identificación en Andalucía en ornamentales fue en 2018, en la costa de Granada.

En Almería fue en 2020 en ornamentales y también en otros cultivos como pimiento, pero de forma muy esporádica.

Al inicio de esta campaña de pimiento (2022-2023) parece que es  cuando se ha producido un punto de inflexión en cuanto a su incidencia, detectándose en mayor número de parcelas y con más frecuencia.

La especie predominante en pimiento sigue siendo Frankliniella occidentalis aún con la introducción de Thrips parvispinus.

¿Cuáles son los síntomas y daños que se observan en el cultivo?

Los síntomas son placas decoloradas marrones-plateadas con puntitos negros y tejidos suberificados en hojas y brotes. Deformaciones, escotaduras en el borde de las hojas desarrolladas, suberificaciones y escoriaciones en el envés de las hojas junto a la nervadura.

También provocan aborto de yemas y flores, deformación de brotes y emergencia de brotes laterales cuya yema terminal está dañada.

Los daños en los cultivos producen disminución de capacidad fotosintética, detención del crecimiento y aborto de flores y frutos.

Aparte de los daños físicos, la planta queda parada y no recupera con facilidad el crecimiento normal.

En frutos de pimiento produce aborto, placas plateadas y/o pardas y manchas marrones suberificadas.

Los daños iniciales en pimiento se pueden confundir con los producidos por araña blanca, ya que deja las plantas enanas, las hojas filiformes y rizadas o curvadas, aunque hacia arriba, y produciendo también aborto floral.

¿ Cuál es su comportamiento y qué condiciones son las adecuadas para un mayor desarrollo de la plaga?

Los adultos son florícolas, y, junto con las larvas, se sitúan también en el envés de las hojas. Realizan las puestas en hojas tiernas, junto a las yema alimentándose preferentemente en los órganos tiernos. Las larvas forman colonias densas y la ninfosis se produce en el suelo.

En invernadero, los primeros individuos se detectan en abril y van subiendo a partir de junio siendo máximos en otoño. A partir de noviembre bajan las poblaciones y ya en invierno son mínimas, ya que su temperatura mínima estimada de desarrollo es de 12,5ºC, pero se conservan en invernadero si las condiciones son adecuadas.

La duración de su desarrollo de huevo a adulto se estima en 12-16 días, pero no hay apenas datos sobre su biología y temperaturas. La Universidad de Cartagena (Dra. Josefina Contreras) está investigando sobre de su ciclo/ temperaturas, puestas, ninfosis, etc.  desde la pasada campaña.

¿Cómo podemos diferenciarlo de otras especies?

La diferencia principal y más evidente respecto al resto de trips se refiere al  daño que se observa en las plantas afectadas, al producir detención del crecimiento y daños más fuertes en brotes. Así mismo, no existe constancia de que Thrips parvispinus transmita el virus del bronceado (TSWV).

nuevo trips

Desde el punto de vista morfológico las hembras se distinguen porque tienen el abdomen más marcado y brillante y más oscuro que el resto del cuerpo. Además, presentan patas claras, antenas con siete artejos y las alas posteriores son claras en su base y oscuras en el resto.

Los machos son totalmente claros.

Tienen menos capacidad de vuelo activo que  Frankliniella dentro del invernadero, por lo que se dispersan menos y permanecen más tiempo en los focos iniciales.

A grandes rasgos se distingue fácilmente de Echinothrips americanus , que es totalmente negro y hace los daños inicialmente en la parte baja de la planta, realizando la ninfosis en la hoja, a diferencia de Frankliniella y Trips parvispinus.

¿Qué  estrategia de control recomienda Bioline?

La detección precoz de la plaga es fundamental para un control eficaz, para lo que es necesario el monitoreo y la colocación de placas cromotrópicas.

Los productos fitosanitarios presentan una eficacia limitada en el control de Thrips parvispinus, por lo que la estrategia más adecuada pasa por la introducción de organismo beneficiosos como Orius laevigatus (Oriline®), que se introducirá a dosis elevadas, y buscando un efecto de choque. Además de las sueltas preventivas que se realizan habitualmente en el cultivo para el control de otras especies de trips. Así mismo, la introducción preventiva de ácaros depredadores en la parte aérea como Amblyseius swirskii (Starskii®) y Amblyseius cucumeris (Amblyline ®) es una herramienta fundamental para un control eficaz.

Para el control de pupas, se recomienda la aplicación en el suelo o sustrato del ácaro   Stratiolaelaps scimitus (Hypoline ®) y el nematodo entomopatógeno Steinernema feltiae (Exhibitline Sf ®).

En diversas plantas ornamentales de vivero el inicio de las de sueltas es en diciembre de forma preventiva y continuada con Amblyline (Amblyseius cucumeris) y Starskii (A.swirskii) a las que posteriormente se añade la suelta de Oriline (Orius laevigatus).

Como ocurre con todas las plagas emergentes, la incidencia inicial, así como los daños que produce en el cultivo suelen ser importantes, ya que se desconoce la estrategia más adecuada para su control. Una vez puesto a punto el protocolo de actuación, conseguimos una estabilización de la plaga. No obstante, es necesario seguir de cerca la evolución de esta nueva especie de trips en las condiciones de Almería.

Redaccion AenVerde

info@aenverde.es

Sin comentarios

Deja una respuesta