Agrosevilla reducirá 1.000 toneladas de CO2 al año gracias a la energía solar

Agrosevilla-Placas fotovoltaicas (002)

Agrosevilla apuesta por la sostenibilidad con la instalación de 11.000 metros cuadrados de módulos fotovoltaicos en su fábrica de La Roda de Andalucía, tras la finalización de un proyecto ejecutado por la compañía energética global IGNIS.

La nueva estructura, desarrollada por Grupotec e impulsada por IGNIS, cuenta con más de 4.000 módulos solares y ha supuesto una inversión de más de 2 millones de euros. Esta instalación permitirá una importante reducción de la huella de carbono de la compañía, generando un ahorro de 1.127 toneladas de CO2 al año. Una cifra que en el futuro llegará hasta las 30.000 toneladas, garantizando que el 30% del consumo energético de la fábrica esté sustentado en el autoconsumo.

“En Agrosevilla estamos orgullosos de continuar impulsando nuestra hoja de ruta sostenible, cimentada en tres pilares: la apuesta por las energías renovables, el aprovechamiento pleno de los recursos hídricos y la orientación hacia la economía circular. Con esta instalación, nos enfocamos en maximizar el uso eficiente de los recursos a través de la energía solar, reduciendo nuestra huella de carbono y minimizando el impacto de nuestra actividad en el entorno”, declara Julio Roda, director general de la compañía.

La energía solar ha experimentado un gran crecimiento en los últimos años, convirtiéndose en una de las fuentes de electricidad renovable más competitivas. IGNIS ha expresado su satisfacción por contribuir al compromiso de Agrosevilla con la eficiencia energética y la sostenibilidad: «Estamos encantados de liderar esta iniciativa que demuestra que la apuesta por la descarbonización y la adopción de energía renovable en el sector industrial no solo es viable, sino también económicamente beneficiosa a largo plazo», señala Martín Ogueta, Director de Consumidores de IGNIS.

Otras medidas sostenibles

Entre los proyectos desarrollados e implementados por Agrosevilla destaca el programa de tratamiento de vertidos mediante la instalación de una EDARI (Estación Depuradora de Aguas Residuales Industriales), que ha disminuido en un 40% los vertidos a balsas de evaporación, así como la iniciativa para la renovación de la maquinaria en fábrica, que ha permitido reducir en un 50% su consumo energético.

De esta manera, la compañía sigue la hoja de ruta marcada por su Código de Conducta (CdC), su Política social y ética empresarial, y en la Política Integrada de Calidad, Medio Ambiente y Prevención de Riesgos Laborales, apostando por la aplicación de los principios de economía circular, la contribución en la lucha contra el cambio climático o la protección de la biodiversidad y de los ecosistemas. Un compromiso, que ha sido distinguido con la obtención del reconocimiento de Sistema Integrado de Gestión Ambiental según norma ISO 14001:2015.

Redaccion AenVerde

info@aenverde.es

Sin comentarios

Deja una respuesta