Rusia sigue reforzando su producción de hortalizas con un 29% más hasta abril

De acuerdo con datos de las autoridades rusas, recogidos por el último Boletín de Noticias del Exterior del Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación, hasta el 28 de abril de 2020 en los invernaderos se recolectaron 389.300 de toneladas de hortalizas, lo que supone un 29,4% más que en el mismo período de 2019. En particular, la cosecha de pepinos de invernadero ascendió a 274.600 toneladas, un 30% más que el año anterior, y la de tomates se elevó a 107.600 toneladas (+30%).

Invernadero ruso
Invernadero ruso. Foto: Invernaderos Belogorye.

Este año, el Ministerio de Agricultura de Rusia espera una producción récord de hortalizas de invernadero que podría alcanzar al menos 1,25 millones de toneladas, lo que supondría el 9,6% más que en 2019. Este crecimiento se está debiendo a las inversiones hechas en modernización de invernaderos y en la construcción de otros nuevos, según el director de la Unión Nacional de Productores de Frutas y Hortalizas, Mijaíl Glushkov. En los últimos cinco años, en el país se han construido más de 1.100 hectáreas de invernaderos.

El objetivo de Rusia es conseguir el autoabastecimiento de la población en lo que a hortalizas se refiere, como han reiterado las autoridades en distintas ocasiones y actualmente se cubre la demanda de pepinos en un 90% y de tomates en un 60% que son las dos hortalizas más cultivadas en este país. Mientras, se mantiene el veto a las producciones europeas de frutas y hortalizas, declarado en agosto de 2014, que supuso el cierre del primer mercado no comunitario para el sector español.

La exportación española directa de frutas y hortalizas españolas a Rusia en 2013, antes del veto, totalizó 230.729 toneladas, abarcando una amplia gama de productos, pero el volumen real se consideraba muy superior dado el fuerte peso de las reexportaciones desde otros Estados miembros, como Francia, Países Bajos y Polonia. Del total exportado por España a Rusia en 2013, un total de 161.356 toneladas correspondieron a frutas y casi 80.000 toneladas de hortalizas.

FEPEX, así como diversas asociaciones de frutas y hortalizas de los Estados Miembros, han pedido a la Comisión que impulse las negociaciones para la apertura del mercado ruso, cuyo veto está previsto que concluya el 31 de diciembre de este año. No obstante, la política de fomento de la producción nacional impulsada por las autoridades rusas y el refuerzo de la presencia de otros países proveedores como Turquía o Marruecos, en estos años en los que las producciones europeas han estado ausentes, entre otros factores, hacen prever , según FEPEX, que cuando se abra el mercado ruso, éste no tendrá ni la dimensión ni las características que antes del veto.

Redaccion AenVerde
Redaccion AenVerde

info@aenverde.es

Sin comentarios

Deja una respuesta