Rusia aumenta la superficie de invernaderos en los años del veto

En Elektrostal, en la región de Moscú, tiene previsto el desarrollo de un complejo de invernaderos.
En Elektrostal, en la región de Moscú, tiene previsto el desarrollo de un complejo de invernaderos.

La superficie de invernadero en Rusia ha aumentado en los últimos cinco años entre un uno y un cuatro por ciento por año, periodo que coincide con el veto ruso a la llegada de frutas y hortalizas europeas.  En 2014, el área total de invernaderos abarcaba unas 2.300 hectáreas, a fines de 2018 ya superó las 2500 hectáreas, según ha comentado a HortiDaily, Elvira Sakhabutdinova, de la empresa Vostock Capital, organizadora de las principales ferias agrícolas de la federación.  Y la previsión es que haya 260 hectáreas de nuevos invernaderos en 2019 y 250 hectáreas más en 2020.

Más cifras

En 2014, el 66.8% de los pepinos y el 20.2% de los tomates se produjeron en Rusia, mientras que, para 2019, esas cifras ya van a alcanzar el 95% y el 65%, respectivamente. La producción total de hortalizas de invernadero en Rusia a finales de 2018 equivalía a 930.000 toneladas, según la misma fuente, mientras que en 2014 eran 691.000 toneladas. Además, en los próximos 4-5 años, el rendimiento esperado es de aproximadamente 1,5 millones de toneladas “.

En este crecimiento ha estado implicado también el Gobierno ruso que apostó por esta industria desde 2014. Inició un programa de apoyo financiero para la construcción y modernización de invernaderos con un reembolso del 20% de los costos y préstamos de inversión preferenciales, y que en 2018, aunque redujo a un 10% el reembolso, el plazo de los préstamos preferenciales se ha aumentado de 8 a 12 años.

Redaccion AenVerde
Redaccion AenVerde

info@aenverde.es

Sin comentarios

Deja una respuesta