“Queremos hacer nosotros la planta para tener más variedades, más cantidad y mejores precios”

Antonia Ferrer, Solisplant

Antonia Ferrer es una de las pioneras del sector de planta ornamental. Hace 35 años inició con su marido y una hectárea lo que hoy se ha convertido Solisplant. En esta entrevista con AenVerde nos cuenta su historia, su evolución, sus proyectos y cómo, desde su condición de mujer, es tener un puesto de responsabilidad en una empresa.

¿Cómo y cuándo empezó en el mundo de la planta ornamental?

Empecé hace unos 35 años. Mi marido tenía pimiento, pero a mí no me gustaba la verdura y decidimos poner rosales en una hectárea que teníamos. Nos fue bien y a partir de ahí, poco a poco fuimos ampliando. Yo quería tener más variedades no solo chiflera y ficus que era lo que había. Quise innovar, veía revistas y decía mira esta planta la podemos tener. Entonces teníamos un cliente en Málaga (Guzmán) que nos venía a comprar y también traía plantas de importación. Le pedí que me trajera distintas variedades para tenerlas y poder ofertarlas. Al principio los clientes me decían que eran muy caras, pero claro al pasar por diferentes intermediarios el producto se encarecía. Así que le dije a mi marido que fuéramos a Holanda nosotros para innovar y eso hicimos. Teníamos referencia con productores de allí y empezamos a traer más variedad. Hoy en día seguimos trayendo como mínimo todas las semanas un camión y la verdad que
nos ha ido muy bien porque aquí en Almería somos los más potentes de la planta de Holanda. Viene gente a comprar nuestros productos de Córdoba, Jaén, Valencia, Murcia y nuestros comerciales también manda mucho para Madrid, Barcelona y Valencia.

De esa primera hectárea de producción nace lo que es hoy día Solisplant…

Así es. Hemos ido ampliando y ahora estamos haciendo 4.000 metros más nuevos. También hemos alquilado 8 hectáreas para ampliar nuestras variedades y calidades para cada vez tener más producción nuestra, porque también tenemos productores que trabajan con nosotros, pero como los márgenes son muy reducidos queremos hacer nosotros la planta para tener más variedades, más cantidad y mejores precios.

¿Cómo ha visto la evolución de la planta ornamental en todo este tiempo?

En Almería en un primer momento el sector comenzó a crecer bastante, pero a raíz de que la verdura iba cogiendo precio muchos productores se cambiaron y ahora quedamos menos. La planta ornamental es muy sacrificada porque no hay vacaciones, no ha fiesta, todas las horas son pocas y tienes que estar muy pendiente. En agricultura tienes tu mes de vacaciones y si tienes pimiento y no los puedes coger hoy, lo puedes dejar para mañana. La planta no es así, tienes que estar muy pendiente, regar y sulfatar si quieres tener calidad. Hoy en día lo que compite es la calidad, si tienes calidad lo tienes vendido.

Usted fuer una pionera en el sector, ¿Qué papel juega la mujer en este sector?

Es fundamental. Para los clientes una mujer vende más y después para sembrar, como las mujeres no hay otra. Tienen muy buenas habilidades en las manos para sembrar.

En general, hay muy pocas mujeres ocupando puestos de responsabilidad, ¿En la industria de la planta ornamental ocurre también? ¿a qué cree que es debido?

Hay muy pocas mujeres en puestos de responsabilidad. Que yo conozca una más. Creo que es por lo sacrificado que es este sector, tienes que echarle muchas horas.

¿Cómo ha vivido la crisis sanitaria que ha generado en el sector el coronavirus?

En un principio muy mal porque recibidos un camión de planta de Holanda y lo tuve que tirar entero. Y a partir de eso mi hijo no falló ni un solo día porque teníamos la Dipladenia en plena campaña de venta, eran miles y miles de dipladenia y se venden en esos meses y si no se venden hay que tirarlas. En la empresa solo se quedaron dos personas y mi hijo, y gracias a dios conseguimos vender todas.

Aquí en el garden las primeras semanas fueron muy malas porque teníamos cerrado, pero después hemos vendido como nunca. Al estar la gente confinada comenzaron a arreglar los jardines y las casas y tuvimos muchas ventas.

¿Cuántas especies más o menos tienen? Y ¿Cuál es su planta favorita?

Tenemos muchísimas ahora no sabría decirte. Mi planta favorita es la orquídea. Para mí es la pionera y cada se vende más. Cuando yo empecé traía una caja y la mitad tenía que tirarla porque las floristerías no la querían porque decían que se marchitaban, pero no es así, esta planta puede durar hasta 3 meses y luego vuelve a brotar. Y ahora todas las semanas me llegan de 8 a 10 carris de orquídeas.

¿Cuál sería la última innovación que tiene en mente?

Cada vez quiero innovar más. Ahora con una parcela que tenía alquilada para flor cortada (al chico que lo tenía no le ha ido bien y lo ha tenido que dejar), quiero hacer una pequeña tienda muy bonita y muy decorativa para el cristal y la cerámica. Yo me canso mucho de tenerlo todo igual y siempre voy innovando.

Redaccion AenVerde
Redaccion AenVerde

info@aenverde.es

Sin comentarios

Deja una respuesta