fbpx

Nunca me he sentido solo en Almería

Ndongo Mbengue en la recepción de la cooperativa CASI.
Ndongo Mbengue en la recepción de la cooperativa CASI.

Llegó a España para terminar su formación y ha encontrado en el sector un futuro prometedor tanto para él como para su familia. Es el secretario general de una asociación de inmigrantes senegaleses, en la que dice no haber vivido ningún episodio de racismo, ni discriminación: “Veo una muy buena convivencia en la sociedad almeriense”.

¿Cuándo y cómo llegaste a España? Llegué en enero de 2012. Me vine por el programa Erasmus Mundus para terminar mi carrera en la Universidad de Almería.

¿Has trabajado siempre en el sector agrícola? He pasado por la agricultura, por los almacenes, he trabajado en un supermercado y últimamente hice una práctica en Bruselas con una beca de Erasmus Plus. Después de esta beca, encontré el trabajo aquí en CASI.

¿Cuáles son tus estudios? Hice la carrera de Turismo y luego la completé con un Máster sobre Desarrollo Sostenible.

¿Desde cuándo trabajas en CASI? Llevo cinco meses.

¿Nos puedes contar cómo sería un día en su trabajo? Soy recepcionista. Estoy aquí por las mañanas. En este puesto tenemos una centralista donde nos entran muchas llamadas todos los días y algunas de estas llamadas son de fuera de España (Francia, Italia, Alemania o Inglaterra, entre otros). Además, tenemos el control del materia de oficina consumible como cartuchos, batas, libretas, bolígrafos… También llevamos el control de las visitas. Hoy por ejemplo, hemos tenido un grupo de 32 personas. Les tengo que dar batas, gorros y hacerle el registro de entrada de visita. Algunas veces también le echo una mano al departamento de Recursos Humanos con los contratos. Hablo francés, lo tengo como idioma maternal porque en mi país es el idioma oficial. Y tengo el diploma DELE nivel B1 de castellano. En inglés también me defiendo porque todos los días tengo llamadas en inglés.

Aquí hay muy buenos compañeros, hay mucho compañerismo y los jefes también son buenas personas. Trabajamos mano a mano para sacar el trabajo adelante.

¿Tiene a su familia aquí? Ahora mismo sí. Tengo a mi mujer que vino de Senegal hace un mes y después de 20 días aquí dio a luz y tenemos a un niño. Pero antes he vivido aquí 7 años en España sin familia, aunque nunca me he sentido solo porque tengo muy buenos amigos que casi son familiares, que me invitan a comer y a pasar las fiestas de Navidad. Nunca me he sentido solo en Almería.

Formas parte de una asociación de inmigrantes. Sí, los inmigrantes senegaleses tenemos una asociación y soy el secretario general. Estamos agrupados para luchar por nuestros derechos y facilitar nuestra integración en la sociedad almeriense. De hecho, el 13-14 de abril celebramos una jornada de integración de interculturalidad que invitamos a todas las asociaciones de inmigrantes que hay aquí, marroquíes, malienses y también a toda la sociedad almeriense. Queremos colaborar con la CASI y que sea una colaboración beneficiosa para ambas partes.

¿Cómo ves la integración de la población inmigrante en Almería, con tantas nacionalidades? En Almería hay una muy amplia población inmigrante, de hecho, hay más de 120 nacionalidades si no recuerdo mal. Veo una muy buena convivencia con la sociedad almeriense. Llevo aquí siete años y nunca he vivido ni racismo ni ningún tipo de discriminación de raza o de mi religión. Aquí nos llevamos muy bien con la población almeriense.

Cuando ves en los medios que el trato al inmigrante en Almería es casi de esclavos, ¿qué piensas? Lamentablemente no se puede generalizar, a lo mejor hay algunos que están viviendo eso, no digo que no. Pero en general los inmigrantes aquí en Almería reciben buen trato de parte de los jefes y de la población. Yo nunca he vivido eso y tampoco lo he conocido. De mi asociación ninguno lo ha vivido, entonces no puedo decir que esto existe.

¿Piensas volver a tu país? Cuando yo vine de Senegal era para terminar mis estudios y acumular experiencia para luego volver y participar en el desarrollo de mi país. Pero como todavía está en vías de desarrollo y no está la cosa muy bien, pues voy a quedarme aquí porque me gusta Almería, me encanta y tengo amigos que ya son familia mía. He decidido quedarme aquí a buscarme un trabajo y a experimentarme y ahora mismo no pienso en volver. En un futuro puede, pero por ahora como tengo aquí mi mujer y mi niño y estoy a gusto, no pienso moverme.

Redaccion AenVerde
Redaccion AenVerde

info@aenverde.es

Sin comentarios

Deja una respuesta