Nueva alerta grave por sandías de Marruecos distribuidas en España

Sandía

El Sistema de Alerta Rápida para Alimentos y Piensos (Rapid Alert System for Food and Feed, RASFF) ha notificado la entrada a España de sandías de Marruecos, en las que se encontró un alto nivel de dos pesticidas, según ha publicado Hortoinfo.

En las sandías marroquíes se detectó una alta presencia de las sustancias Metomilo y Oxamilo, siendo distribuidas en el mercado español excediendo notablemente su Límite Máximo de Residuos (LMR).

En las sandías marroquíes el Metomilo se encontraba presente en una proporción de 0,39+/-0,20 mg/kg-ppm, cuando su LMR está establecido en 0,015 mg/kg-ppm.

La presencia del Oxamilo era de 0,053 ±0,027 mg/kg – ppm, con un LMR fijado en el mínimo detectable en laboratorio,  0,01 mg/kg – ppm, lo que la notificación del RASFF señala como LMR nulo.

También en julio

A mediados del mes pasado, el RASFF notificó la entrada a España de sandías de Marruecos, en las que se encontró un alto nivel de metomilo, a lo que se sumó la denuncia de la Coordinadora de Organizaciones de Agricultores y Ganaderos (COAG) en Almería sobre la venta en España de melones importados de Marruecos, con residuos de pesticidas que superaban en un 600 por cien su Límite Máximo de Residuos (LMR).

Metomilo

Se trata de un carbamato que produce síntomas parecidos a los de los insecticidas organofosforados, aunque de consecuencias mucho más benignas, con una duración corta del efecto tóxico, aunque pueden ser graves en algunos casos, sobre todo si se asocian con el consumo de alcohol, pudiendo llegar en esos casos a conducir a un shock a veces irreversible, afectando al sistema nervioso central y periférico, así como provocar un fracaso renal agudo por acción directa.

Oxamilo

El Oxamilo es un insecticida, acaricida y nematicida que controla plagas del suelo y en el follaje de las plantas. La intoxicación con este pesticida puede provocar dolor de cabeza, vértigo, molestias en el pecho, confusión, visión borrosa, sudoración, náusea, cólicos, constricción de las pupilas, pulso lento, ceguera o incluso la muerte.

FUENTE: HORTOINFO

Redaccion AenVerde

info@aenverde.es

Sin comentarios

Deja una respuesta