«Nuestro trabajo es ahora más visible, porque la mujer siempre ha trabajado en la ganadería»

ana belén ganadera

Ana Belén Parra es ganadera desde 2004, aunque lo del ganado le viene de familia, como su padre o su madre. Socia de la Cooperativa La Pastora de Taberno desde aquel año, hoy forma parte de su Junta Rectora y nos habla, entre sus cabras, de su trabajo, y de su punto de vista como mujer.

¿Desde cuándo es ganadera y desde cuándo forma parte de La Pastora de Taberno?

Soy ganadera desde 2004 y desde ese mismo año me hice socia de La Pastora de Taberno. Mi familia se ha dedicado a la ganadería también y mis padres entraron a la cooperativa en 1990 más o menos, hasta que se jubilaron. Mi madre era ganadera, ahora ya está jubilada.

¿Por qué decidió formar parte de la Junta Rectora de La Pastora?

Principalmente porque pensaba que necesitaba un cambio de rumbo en la gestión de la cooperativa y decidí incorporarme. Miguel, el actual presidente, me lo propuso y me gustó la idea. En el Consejo Rector entré en 2017, empecé como vicesecretaria y en octubre de 2020 ocupé el cargo de secretaria de la cooperativa.

ana belen ganadera

Háganos una descripción de su explotación.

Está ubicada en Úrcal, tenemos aproximadamente 500 animales, es una explotación caprina de la raza murciano-granadinas que es la raza autóctona de la zona y nos dedicamos a la industria de la leche y como actividad secundaria a la carne.

¿Nos puede hacer una descripción de cuál sería su trabajo diario en su explotación?

A primera hora de la mañana empezamos con el ordeño, lo hacemos en lotes de 25 y se van ordeñando y entonces vuelven a la nave que es donde van comiendo. Esta leche pasa a unos depósitos donde se refrigera y entonces vienen desde la cooperativa, la recogen y desde allí se comercializa hacia otras empresas que elaboran mayoritariamente quesos. Vendemos a mucha industria de España, pero también al exterior.

Después, depende de si estamos en época paridera pues atendemos los cabritos y a las cabras que están pariendo. También dedicamos tiempo al mantenimiento de todo.

Además de la industria láctea, también os dedicáis a la cárnica…

Sí la carne es una parte fundamental porque si la cabra no tiene reproducción no haría leche, entonces es necesario para nuestra actividad de la leche y por eso tenemos el cabrito como una actividad secundaria.

Tu madre era ganadera, ¿qué cambios se han producido de generación en generación?

El principal cambio ha sido la modernización de las explotaciones que nos hace más cómodo el manejo y el trabajo del día a día; y quizás ahora también nuestro trabajo es más visible, porque la mujer siempre ha trabajado en la ganadería. Ahora hay más mujeres, aunque todavía seguimos siendo pocas, y hemos cobrado un papel más relevante y activo que el que teníamos antes.

¿Por qué ahora la mujer ha cobrado más relevancia en el mundo ganadero?

Creo que al igual que en todos los sectores, la mujer está teniendo un papel más activo en todos los sectores y la igualdad ahora es más palpable que antes.

¿Cómo habéis vivido en este sector todo lo que ha sucedido en 2020?

Lo vivimos con mucha incertidumbre porque tuvimos unos meses que no sabíamos si íbamos a poder comercializar la leche. Además, sufrimos una caída muy importante de precios que nos ha hecho más complicado el 2020. Ahora estamos más tranquilos porque se está comercializando la leche, pero aún seguimos con una cierta incertidumbre de ver a dónde nos va a llevar esta situación.

Redaccion AenVerde

info@aenverde.es

Sin comentarios

Deja una respuesta