fbpx

Los invernaderos del norte de Europa se aplican en reducir las energías fósiles

Las empresas y agricultores de cultivo bajo abrigo en el norte de Europa están ya trabajando en unos invernaderos más sostenibles y que no tengan que depender tanto de las energías fósiles para obtener el aumento de temperatura que necesitan la mayor parte del tiempo de su cosecha.

Inglaterra

Uno de los mayores inversores del Reino Unido en energías renovables, Greencoat Capital, ha anunciado recientemente un proyecto de 134 millones de euros para la construcción de los dos invernaderos más grandes del país (13 hectáreas cada uno y 7 metros de altura) que serán calentados con el calor residual de las las plantas de tratamiento de aguas cercanas en dos parcelas agrícolas cerca de Norwich y Bury St Edmunds, al norte de Londres.

Las bombas de calor de circuito cerrado se utilizarán para transferir el calor de las plantas de tratamiento de aguas a los invernaderos, y tendrán el beneficio adicional de enfriar el flujo de agua tratada de la instalación antes de que regrese al medio ambiente.

Sistema de calentamiento del invernadero a través el tratamiento de aguas. Fuente: Greencoat Capital.

La electricidad para las bombas de calor del invernadero será provista por una planta Combinada de Calor y Energía (“CHP”), con el calor residual del CHP que proporcionará más calor a los invernaderos. Las emisiones de carbono de la planta de CHP a gas se transferirán a los invernaderos, elevando los niveles de CO2 y acelerando aún más el crecimiento de las plantas, y capturando la mayoría del carbono.

Se prevé que en otoño de 2020 estén en marcha. Productores a escala comercial del Reino Unido y los Países Bajos ya se han comprometido a arrendar el espacio.

Holanda

Desde inicios de este mes el productor holandés de fresia Tesselaar Freesia CV de Heerhugowaard ha puesto en marcha  la instalación solar más grande de los Países Bajos para dar calor a sus invernaderos, según informa la empresa de asesoramiento, Flynth, que ha trabajado en el proyecto.

Fuente: Tesselaar Freesia.

El campo de paneles solares de no menos de 9.300 metros cuadrados, casi una hectárea, se encuentra al lado de los invernaderos. El sistema calienta el agua con la luz solar. Desde un tanque amortiguador de 1,000 metros cúbicos, el agua tibia ingresa a los conductos de calefacción del invernadero para crear la temperatura óptima de los cultivos.

Este proyecto ha contado con una contribución del Programa de Desarrollo Rural “Europa invierte en su campo” y la provincia de Holanda del Norte.

 

 

Redaccion AenVerde
Redaccion AenVerde

info@aenverde.es

Sin comentarios

Deja una respuesta