Los ecoesquemas centran la reunión entre el ministro y la consejera de Agricultura de Andalucía

ministro consejera

El ministro de Agricultura, Luis Planas, y la consejera del ramo en Andalucía, Carmen Crespo mantuvieron ayer una reunión bilateral para continuar la negociación de los planes nacionales y aplicar la nueva Política Agraria Común, reunión que estuvo en gran parte protagonizada por la definición de los ecoesquemas.

En este sentido, el ministro ha trasladado a la consejera que los ecoesquemas, tal y como están concebidos en el Reglamento, deben destinarse a medidas que tengan una clara finalidad ambiental y que su importe debe calcularse de acuerdo con el procedimiento establecido en el mismo. A este último respecto, ha señalado el ministro, no cabe la posibilidad de vincular dichos importes a regiones que no respondan a una finalidad claramente ambiental, según dispone el reglamento y reiteran las directrices de la Comisión.

El ministro ha puesto de manifiesto el cambio que supone esta PAC con respecto a reformas anteriores. Los conceptos por los que se recibía el pago verde o “greening” actual han pasado a ser requisitos de la denominada condicionalidad reforzada. Los ecoesquemas, por su parte, deben ser prácticas que vayan más allá de esos requisitos que deben permitir conseguir los objetivos específicos de carácter ambiental recogidos en el reglamento de planes estratégicos y en el propio Plan que presente España.

Necesidad de 12 ecoesquemas

Por su parte, Crespo trasladó al ministro su petición de que aumente de ocho a doce el número de ecoesquemas propuestos desde el Ministerio para toda España, al considerar que esta cifra es insuficiente para atender la diversidad agraria del territorio nacional y andaluz.

Carmen Crespo ha afirmado que Andalucía, donde existe una firme unión del Gobierno autonómico y los representantes del sector agrario (Asaja, COAG, UPA y Cooperativas Agro-alimentarias) en defensa de los intereses de sus agricultores y ganaderos, apuesta por establecer al menos menos una docena de este tipo de regiones, porque una cifra inferior supondría el establecimiento de una tasa plana encubierta que conllevaría trasvase de fondos entre productores y una reducción de la competitividad del sector que más empleo genera en Andalucía.

Hemos explicado al ministro que nuestros agricultores y ganaderos necesitan verse reflejados en esos ecoesquemas porque si no, puede convertirse en un coste de producción adicional. Hemos propuesto una ampliación de los ecoesquemas en regadío y en secano y vamos a continuar negociando la mejor PAC posible para nuestros agricultores y ganaderos para el periodo 2023-27, porque no merecen ninguna penalización”, ha señalado Crespo.

Después de dos horas reunión, según ha explicado la titular de Agricultura, el ministro se ha comprometido a estudiar el posible encaje de la propuesta andaluza en el Plan Estratégico Nacional, sin descartar nada.

 

Redaccion AenVerde

info@aenverde.es

Sin comentarios

Deja una respuesta