Los bloqueos cognitivos reducen la posibilidad de que los agricultores adopten la diversificación de cultivos

diverfarming

Las prácticas agrícolas dominantes en la actualidad tienen reconocidos efectos negativos como la pérdida de biodiversidad, la erosión del suelo o la contaminación de acuíferos. Se ha demostrado que la adopción de prácticas agrícolas más sostenibles puede hacer frente a esta situación, por ejemplo, mitigando los efectos del cambio climático. Sin embargo, a pesar de la necesidad de cambio y de los beneficios demostrados de las prácticas más sostenibles, la transición hacia estos sistemas más respetuosos está siendo muy lenta. ¿Por qué? ¿A qué se debe la cautela por parte de la comunidad agrícola a la hora de incorporar estas prácticas?

Según los estudios realizados hasta ahora, son los bloqueos, entendidos como mecanismos que se refuerzan a sí mismos y que reproducen el statu quo e impiden el cambio. Hasta ahora los bloqueos socioeconómicos, tecnológicos e institucionales han sido estudiados para comprender los procesos de transiciones sostenibles en los sistemas agroalimentarios, pero no se ha abordado el papel de los bloqueos cognitivos, que ocurren cuando un análisis de costo-beneficio le sugiere al agricultor que el costo del cambio supera el beneficio.

Un equipo de las universidades de Wageningen (Países Bajos) y Exeter (Reino Unido) en el que trabaja el investigador del proyecto Diverfarming Stefano Pascucci ha analizado cómo los entornos institucionales crean bloqueos cognitivos en la toma de decisiones de los agricultores en relación con la adopción de prácticas agrícolas sostenibles.

Estudio

Mediante entrevistas en profundidad con agricultores, usando como ejemplo de diversificación la rotación de cultivos con leguminosas como una estrategia establecida para aumentar la biodiversidad y la salud del suelo, se estableció que los entornos sociotécnicos específicos del contexto en el que desarrollan el trabajo los agricultores interactúan con los marcos de las ganancias al adoptar esas prácticas (que suelen dominar en la toma de decisiones de los agricultores) y con los objetivos hedónicos (doctrina ética que pretende constituir el placer y la felicidad), produciendo una negativa ante adopción de la diversificación de cultivos, en este caso con leguminosas.

Esta interacción crea los bloqueos cognitivos que reducen drásticamente la viabilidad percibida de prácticas agrícolas alternativas. Incluso siendo rentables, la introducción de leguminosas y cultivos similares puede atraer solo a los agricultores más emprendedores, lo que no es suficiente para precipitar la amplia aceptación que se necesita.

Los hallazgos en este caso sugieren que el marco desarrollado para este estudio puede ayudar a identificar barreras y soluciones regionales específicas, así como comunes, para la diversificación de cultivos y prácticas comparables que son relevantes para las transiciones hacia la sostenibilidad en los sistemas agroalimentarios.

Diverfarming es un proyecto financiado por el Programa Horizonte 2020 de la Comisión Europea, dentro del reto de “Seguridad alimentaria, agricultura y silvicultura sostenibles, investigación marina, marítima y de aguas interiores y bioeconomía” bajo el acuerdo 728003 en el que participan las Universidades Politécnica de Cartagena y Córdoba (España), Tuscia (Italia), Exeter y Portsmouth (Reino Unido), Wageningen (Países Bajos), Trier (Alemania), Pècs (Hungría) y ETH Zúrich (Suiza), los centros de investigación Consiglio per la ricerca in agricoltura e l’analisi dell’economia agraria (Italia), el Consejo Superior de Investigaciones Científicas (España) y el Instituto de Recursos Naturales LUKE (Finlandia), la organización agraria ASAJA y las empresas Casalasco y Barilla (Italia), Arento, LogísticaDFM e Industrias David (España), Nieuw Bromo Van Tilburg y Ekoboerdeij de Lingehof (Países Bajos), Weingut Dr. Frey (Alemania), Nedel-Market KFT y Gere (Hungría) y Paavolan Kotijuustola y Polven Juustola (Finlandia).

Redaccion AenVerde

info@aenverde.es

Sin comentarios

Deja una respuesta