La Junta prevé en Almería 272 hectáreas más con control biológico en la próxima campaña

delegada en Agrobío

Tras unos años de disminución de superficie de control biológico, durante el periodo de 2016 a 2018, en 2019 se inició su recuperación.

Las previsiones para la campaña 2021-2022 son favorables, y tal y como avanzó ayer la delegada territorial de Agricultura, Aránzazu Martín, en su visita a Agrobío “se prevé que aumente nuevamente la superficie de control biológico en los diferentes cultivos hasta alcanzar 26.560 hectáreas, 272 hectáreas más, lo que se traduce en un aumento con respecto a la pasada campaña de un 1%”.

Por cultivos, las previsiones para la campaña 2021-2022 son que pimiento seguirá siendo el cultivo estrella, donde casi el 100% de la superficie productiva de este producto se realizará bajo esta técnica de control biológico porque se considera un método excepcional para el control de plagas, alcanzando 12.350 hectáreas, 90 hectáreas más que la pasada campaña. Para tomate puede verse también un ligero aumento por buscar un elemento más diferenciador que le aporte mayor calidad y por tanto mayor demanda y suplir así la fuerte presión de producciones de países terceros. Según las previsiones de la Consejería de Agricultura, la superficie de control biológico en tomate crecerá hasta 5.450 hectáreas, 78 hectáreas más, lo que se traduce en un incremento de 1,4%.

Pepino y berenjena

La delegada ha afirmado en su visita a Agrobío que “creemos igualmente, que como en la pasada campaña, la superficie de control biológico de pepino y berenjena aumentarán. En el caso de pepino la superficie aumentará con respecto a la pasada campaña hasta llegar a 3.800 hectáreas, 163 hectáreas más, lo que supone un incremento de más de un 4% de su superficie. En berenjena se prevén 1.760 hectáreas, 56 hectáreas más,un incremento de 3,2%.

“El uso de organismos de control biológico para el control de plagas en nuestros cultivos nos hace ser referentes en calidad, por ello, no debemos bajar la guardia y debemos seguir apostando por el uso de estas técnicas porque nos aseguran un cultivo limpio de plagas y residuos. Gracias al empleo del control biológico nuestros productos gozan de una reputación intachable en los mercados internacionales que les hace ser altamente demandados,” ha declarado Martín.

Según la delegada, “la apuesta por parte de los productores por el control biológico es una apuesta segura, aporta un valor añadido que les ayuda a diferenciarse de las producciones tradicionales, obteniendo un producto de alta calidad y producido de manera más sostenible, en definitiva, alcanzar una agricultura más verde”.

En este sentido, ha explicado que “si algo queda claro es que la agricultura almeriense es una de las más respetuosas con el planeta con sus invernaderos solares, con mínimas emisiones de CO2, y con el control biológico aplicado en el control de plagas”.

Con más de 25 años de historia, Agrobio destacó en sus inicios por la producción de abejorros en España y se ha convertido en una empresa de referente para la agricultura mediterránea

 

Redaccion AenVerde

info@aenverde.es

Sin comentarios

Deja una respuesta