La cadena alimentaria europea insta a la UE varias medidas para mantener el suministro de alimentos

Copa-Cogeca, Food Drink Europe, EuroCommerce y CELCAA han firmado un documento conjunto en el que solicitan a la Unión Europea y sus gobiernos una serie de medidas para seguir proporcionando a los consumidores europeos un suministro fiable de alimentos seguros, asequibles y de alta calidad, ante la guerra actual en Ucrania.

«Nuestras cuatro organizaciones -que representan a los agricultores, los procesadores de alimentos, los minoristas, los mayoristas y los comerciantes de Europa– expresan su solidaridad conjunta con el pueblo de Ucrania, incluidos los millones de personas que han huido de su país para buscar seguridad en otros lugares» , manifiestan.

Desafíos

Según estas organizaciones «la guerra ha desencadenado enormes desafíos en la cadena de suministro de alimentos, con la espiral de los costes de los insumos y la energía, y la escasez de ciertos productos básicos necesarios para mantener una cadena de suministro en pleno funcionamiento», manifiestan.

Tras declarar que seguirán trabajando por mantener un suministro fiable de alimentos a los consumidores en Europa y fuera de ella, piden apoyo energético para todas las partes de la cadena de suministro, desde el agricultor y el procesador hasta el mayorista, el minorista y el comerciante, y poder mitigar el impacto del aumento de los costes de la energía.

Además, solicitan que el mercado único funcione eficazmente para garantizar una cadena de suministro resistente. La Comisión Europea debe impedir que los Estados miembros adopten medidas proteccionistas que restrinjan la circulación de productos agrícolas, alimentos, piensos y otros insumos e ingredientes.

Etiquetado

También que los transformadores y los minoristas/mayoristas necesitan ayuda para encontrar soluciones de etiquetado prácticas y flexibles que proporcionen a los consumidores una información precisa y, al mismo tiempo, respondan a la rápida evolución de la disponibilidad de los ingredientes. Esto no debe ir en detrimento de la seguridad alimentaria o del acceso de los consumidores a la información correcta, y siempre que sea posible, favorecer las alternativas producidas en la UE.

Asimismo, que el calendario de la normativa tenga en cuenta los costes para quienes tienen que aplicarla, especialmente por la presión inflacionista actual y probablemente continua. Según estas organizaciones, la Comisión Europea debe evitar que los Estados miembros agraven estos costes al sobredimensionar la aplicación de la legislación de la UE.

Copa-Cogeca, Food Drink Europe, EuroCommerce y CELCAA piden a la UE y a los gobiernos nacionales que «comuniquen este mensaje con claridad para evitar que los consumidores entren en pánico y hagan acopio de alimentos».

Y finalmente, que se superen los cuellos de botella con la creación de «carriles verdes» protegidos para los productos alimentarios críticos para el buen funcionamiento de la cadena alimentaria.

Redaccion AenVerde

info@aenverde.es

Sin comentarios

Deja una respuesta