La agroecología crece en los invernaderos

La interprofesional Hortyfruta ha presentado recientemente los resultados de la encuesta, enmarcada en la campaña I Love Bichos y realizada a cerca de 550 agricultores de Granada y Almería. Una de las conclusiones más importantes es que las prácticas agroecológicas están al alza en los invernaderos.

Durante varios meses no era extraño encontrarse a las puertas de un almacén de suministro o de una cooperativa a un grupo de jóvenes, teléfono y papel en mano abordar a los agricultores con una pequeña encuesta sobre control biológico. Ahí o en medio del bullicio de la feria ExpoLevante.

La labor de los alumnos de las escuelas agrarias de Vícar, Campomar o El Soto, del Instituto de Santa María del Águila o Sol de Portocarrero, ha sido clave para poder recolectar una ingente información para tomarle el pulso al control biológico que se practica en Almería y Granada, y una experiencia enriquecedora para los jóvenes en contacto directo con los productores.

Jan van der Blom, responsable del Departamento de Técnicas de Producción de Coexphal y encargado de acrisolar el volumen de información obtenida, ha destacado precisamente la excelente experiencia entre alumnos y agricultores, y el hecho de que el sondeo haya sido realizado de forma aleatoria, otorga más fiabilidad a sus resultados.

Noticia relacionada: La encuesta de HORTYFRUTA a los agricultores destaca el alza de las prácticas agroecológicas

Antes de describir los resultados por cultivos, una de las conclusiones más destacadas es el crecimiento en las prácticas agroecológicas detectado ya que un 47% de los encuestados ha plantado setos en los laterales de su invernadero o quiere contar con esta vegetación. Muchos indicaron que no tienen espacio, mientras que el 13% no cree que la plantación de setos le aporte beneficios a su cultivo.

Igualmente, algo más de la mitad de los agricultores encuestados (un 53%) asegura contar con plantas auxiliares en su invernadero, porcentaje que aumenta, 65% y 61%, en los casos de pimiento y pepino, respectivamente.

Una condición para poder tener éxito con enemigos naturales en los meses de verano-otoño es que la humedad relativa en el invernadero no puede bajar mucho; por ejemplo, porque no eclosionan los huevos de ácaros depredadores. La mitad de los encuestados (50%) cuenta con algún sistema de humidificación en su finca siendo por nebulización el 33 por ciento y un 24% lo tienen automatizado.

No bajar la guardia

Francisco Góngora, presidente de Hortyfruta, destacó en la presentación de los resultados de la encuesta el pasado 29 de noviembre, que los datos reflejados demuestran que el camino que emprendimos con la campaña I Love Bichos y todas las acciones de promoción del control biológico y control integrado están dando sus frutos en el campo de Almería y Granada.

NDP Encuesta I Love Bichos
Francisco Valverde, director de la EA de Vícar, Francisco Góngora, presidente de Hortyfruta, y Jan van der Blom, responsable de Técnicas de Producción de Coexphal.

Sin embargo, también dejó claro que no hay que bajar la guardia. El control biológico debe ser la herramienta principal de nuestros agricultores para combatir las plagas, por eso, esta encuesta nos da fuerza para seguir trabajando desde Hortyfruta en ese empeño con la campaña I Love Bichos.

Algunas cifras

De los 534 agricultores encuestados, el grueso fue de cultivos de pimiento (156) y tomate (142). Mientras que en pimiento, la práctica totalidad (96%) fue manejado con biocontrol como base de su control de plagas, en tomate el porcentaje se situó en 71%. De los otros cultivos, la cantidad de encuestas fue más baja, por lo que también son menos representativas para la totalidad del campo. En berenjena, la gran mayoría (83%) de los 44 encuestados utiliza bichos, mientras que en pepino, calabacín, sandía y melón, los porcentajes oscilan entre 60% (pepino) y 47% (melón y sandía).  También en la producción de plantas ornamentales se utilizan bichos, como se indicaba en 2 de las 7 encuestas al respecto.    

Plagas

El sondeo también ha servido para corroborar cuáles son las principales plagas que están afectando a los cultivos de Almería y Granada. Cabe destacar que, en primavera, cuando se realizaba la encuesta, pocos mencionaban pulgón como primer problema en los cultivos de cucurbitáceas. Quizás por ello, la gravedad de los problemas de pulgón en los pasados meses ha pillado un poco desprevenidos a muchos agricultores.

pulgónResultados positivos

Una de las conclusiones más importantes de la encuesta es que los agricultores, en la gran mayoría de los casos, se muestran contentos con los resultados del control biológico: el 68% en el caso de pepino y calabacín y entre el 81 y 92 % en los otros cultivos. Además, una parte importante de los que no habían aplicado ‘bichos’ en la pasada campaña ha expresado su intención de iniciar el control biológico en el próximo cultivo.

Como se apuntaba al inicio, existe ya bastante consciencia sobre el uso de prácticas agroecológicas lo que está redundando además en un aumento de la biodiversidad en las fincas, algo fundamental para afrontar la producción hortofrutícola en el futuro.

Redaccion AenVerde

info@aenverde.es

Sin comentarios

Deja una respuesta