Kimitec investiga el sustituto natural al glifosato

Las malas hierbas o malezas se consideran una de las plagas que mayores pérdidas causan en la producción agrícola mundial y afectan directamente a la economía del agricultor, al aumento de los costes de producción, a la disminución de las cosechas y a la pérdida de la calidad de éstas, y la solución se busca muchas veces en productos químicos.

Sin embargo, el uso excesivo de estos productos ha llevado al desarrollo de resistencias, a la contaminación del medio ambiente, toxicidad en otros organismos y elevados riesgos para salud humana.

En palabras de Félix García CEO de Kimitec: “cantidades ingentes de herbicidas de síntesis química y desinfectantes de suelo se siguen usando hoy en día porque todavía no existe una alternativa. En el momento en el que consigamos una solución natural igual de eficaz que el glifosato, pero sin sus efectos perjudiciales, se producirá el cambio”. 

Diferencias entre el glifosato y el bioherbicida de Kimitec

Por un lado, el glifosato y su principal producto de degradación (AMPA, ácido aminometilfosfónico) tienen una alta persistencia en el suelo, lluvia, aguas superficiales y subterráneas y tejidos vegetales, lo que favorece su bioacumulación y los convierte en potenciales COP (Contaminantes Orgánicos Persistentes). El bioherbicida que Kimitec está desarrollando se compone de moléculas que existen en el entorno natural y para las cuales la naturaleza ha desarrollado mecanismos eficientes de biodegradación durante miles de años de coevolución.

En cuanto al mecanismo de acción de los productos, el glifosato es una molécula que tiene un mecanismo de acción (MoA) único en la inhibición de una enzima clave en la síntesis de aminoácidos de las plantas. Esta especificidad en el MoA favorece la aparición de resistencias. El bioherbicida en desarrollo en Kimitec tendrá una mayor complejidad desde el punto de vista de composición, con mezclas sinérgicas de diferentes moléculas obtenidas de las 4 las fuentes naturales que componen la tecnología 4Health y del método de investigación único de la compañía: botánica, microbiología, microalgas y química verde. Esto garantizará una gran multifuncionalidad del producto que se traducirá en diferentes MoAs y, por tanto, en un riesgo mínimo de desarrollo de resistencias.

Además, en el desarrollo del bioherbicida, la compañía biotecnológica, está incidiendo no sólo sobre los procesos de germinación y desarrollo de la semilla (potencial pre-emergente); sino también sobre la integridad de la membrana y de la cutícula vegetal y sobre procesos básicos de la fotosíntesis y de la síntesis de pigmentos (efecto post-emergente).

En resumen, el bioherbicida de Kimitec tendrá una eficacia igual o superior a la del glifosato y podrá ser empleado tanto en sistemas de agricultura convencional, como orgánica y/o ecológica. Además, su gran variabilidad de metabolitos bioactivos le proporcionarán una gran multifuncionalidad. Será precisamente esta diversidad de mecanismos de acción, lo que marcará la diferencia.

Este proyecto se encuentra financiado por el Centro para el Desarrollo Tecnológico Industrial, CDTI, y está cofinanciado por el Fondo Europeo de Desarrollo Regional, FEDER. Kimitec lidera el proyecto en colaboración con empresas de gran relevancia en el sector olivarero (De Prado) y el sector de los zumos y frutas frescas (Grupo AMC). Dicha colaboración permitirá a la biotecnológica contar con nuevas moléculas naturales derivadas de sus procesos productivos (co-productos y sub-productos).

Redaccion AenVerde
Redaccion AenVerde

info@aenverde.es

Sin comentarios

Deja una respuesta