“Hay que hacer todo lo posible por mantener intactas las cadenas de suministro”

“Una pandemia global pondrá rápidamente a las redes de suministro alimentario a dura prueba, por lo que, para evitar la escasez de alimentos, hay que hacer todo lo posible por mantenerlas intactas y funcionando de manera eficiente. Todos sabemos que la fruta que no se recolecta o se deja de vender se echará a perder, pero este tipo de limitaciones temporales interactivas son comunes a lo largo de la cadena. En última instancia, los agricultores no cultivarán lo que nadie puede comprar, por lo que el problema es la asequibilidad, pero también la disponibilidad y accesibilidad.”

Foto: FAO

Es lo que ha comentado el subdirector general de la Organización de las Naciones Unidas para la Agricultura y la Alimentación, FAO, Máximo Torero Cullén, en una entrevista en dónde explica la forma en que los países deben establecer planes coherentes y eficaces para los sistemas alimentarios.

A la hora de hablar de los mercados nacionales, Torero es claro: “La mayor parte del suministro de alimentos se lleva a cabo dentro de los propios países. Pero existen cadenas de suministro, que en el caso de los agricultores forman una compleja red de interacciones en la que participan campesinos y trabajadores agrícolas, insumos clave como fertilizantes, semillas y medicamentos veterinarios, plantas de procesado, transporte de mercancías, minoristas y otros.”

Según este economista, “es fundamental garantizar la seguridad de los trabajadores del sistema alimentario, por lo que es necesario cerciorarsede que existen medidas sanitarias in situ, con la posibilidad de bajas por enfermedad e instrucciones y capacidad para el distanciamiento físico, y lo mismo se aplica al sector de la distribución. Más de una cuarta parte del trabajo agrícola del mundo lo realizan trabajadores migrantes, por lo que para evitar la escasez de mano de obra deberían acelerarse los protocolos para obtener visados, aunque esto resulte contradictorio en este momento”.

Torero hace un llamamiento también a los que participan en la cadena de suministro. “Así como los trabajadores sanitarios de primera línea son aplaudidos como héroes, los que trabajan en la infraestructura básica de nuestro sistema alimentario en estos tiempos difíciles merecen reconocimiento y gratitud, y no estigmatización y abandono”.

Y remarca algunas medidas ya tomadas, como en el caso del sector agroalimentario español. “Debe prohibirse la entrada de visitantes en las instalaciones de producción, así como a los almacenes y mercados mayoristas. Los puntos de venta final, como los supermercados, han comenzado a reducir horarios y a rotar su personal, mientras que cada vez se usan más los servicios de reparto a domicilio sin contacto. Las plataformas de comercio electrónico tienen en este contexto un enorme potencial, como se ha demostrado en China”.

Torero no ve un peligro inmediato de desabastecimiento, aunque señala que los problemas puede estar en algunos puntos de la logística. “Podemos ver señales de que las presiones debidas al confinamiento están empezando a afectar a las cadenas de suministro, como sucede con la ralentización del transporte marítimo”, asegura.

 

Redaccion AenVerde
Redaccion AenVerde

info@aenverde.es

Sin comentarios

Deja una respuesta