El Gobierno se compromete con el sector agroalimentario a defenderlo frente a los aranceles de EE UU

La ministra de Industria, Comercio y Turismo en funciones, Reyes Maroto, y el ministro de Agricultura, Pesca y Alimentación en funciones, Luis Planas, se han reunido hoy con organizaciones de sectores agroalimentarios afectados por los aranceles que aplica EEUU, en el marco del caso del consorcio Airbus.

Maroto y Planas han manifestado que el Gobierno está trabajando activamente tanto ante la Comisión Europea (CE) –quien negocia en nombre de la UE- como con contactos bilaterales con EEUU para contribuir a una solución negociada al conflicto.

Actualmente, EEUU mantiene una consulta pública (con período de alegaciones hasta el 13 de enero) para revisar la lista de los productos y la cuantía de los aranceles impuestos en el marco de la disputa por el caso Airbus, lo que podría agravar la situación.

Maroto ha explicado que su departamento ha mantenido cuatro reuniones con representantes de la Administración de EEUU y esta semana se ha entrevistado en Bruselas con el comisario europeo de Comercio, Phil Hogan.

En el último Consejo de Ministros de Agricultura de la UE, en diciembre, unos diez países, con España y Francia a la cabeza, solicitaron apoyos adicionales para los sectores más perjudicados por los aranceles, según ha subrayado Planas.

Los aranceles afectan a productos como el aceite de oliva envasado y la aceituna de mesa verde, el vino y los licores, las frutas y hortalizas en conserva, los cítricos, la carne de porcino y los quesos.

Desde la imposición de contramedidas por Estados Unidos en octubre, el Gobierno de España ha estado trabajando en el seno de la UE para paliar sus efectos, a través de la movilización de mecanismos de apoyo (dentro y fuera de la PAC),  y hasta la fecha, la UE ha anunciado la activación de mecanismos de ayuda de gestión de crisis de la PAC, como la ayuda al almacenamiento privado y la activación de medidas de promoción en terceros países y en el mercado interior. En noviembre adoptó el programa de trabajo para 2020, que prevé destinar 200,9 millones de euros para programas de promoción, en los que se incrementa la financiación comunitaria y se flexibiliza la posibilidad de cambiar de país de destino.

A través de ICEX, España está reforzando los programas e instrumentos de promoción ya consolidados, que apuestan por diferenciar y reforzar la alta calidad y diversidad de nuestros alimentos y vinos.

Planas y Maroto han solicitado a las asociaciones del sector información acerca del impacto que los aranceles están teniendo en sus empresas, para poder argumentar mejor la defensa ante la UE de nuevas medidas compensatorias.

A la reunión han asistido: Cooperativas Agro-alimentarias, las organizaciones profesionales agrarias (Asaja, COAG y UPA), la Federación de Industrias de Alimentación y Bebidas (FIAB), Federación Española del Vino (FEV), la Federación Española de Asociaciones de Productores Exportadores de Frutas y Hortalizas (Fepex), la Asociación Española De La Industria Y Comercio Exportador De Aceite De Oliva (Asoliva), la Asociación de Exportadores de Aceitunas de Mesa (Asemesa), la Federación Nacional de Industrias Lácteas  (Fenil), la Asociación Nacional de Industrias de la Carne de España (ANICE) y la Federación Empresarial de Carnes e Industrias Cárnicas (Fecic). También de FEBE (Espirituosos España), de la Conferencia Española de Consejos Reguladores Vitivinícolas y de la Federación Nacional de Asociaciones de Transformados Vegetales y Alimentos Procesados (Fenaval).

Redaccion AenVerde
Redaccion AenVerde

info@aenverde.es

Sin comentarios

Deja una respuesta