Florette predice el momento preciso de recolección mediante Inteligencia Artificial

proyecto florette

La digitalización en el campo ayuda a evitar el desperdicio alimentario. Un ejemplo innovador es el Proyecto Recolecta de Florette, que junto a ITC (Instituto Tecnológico de Canarias) y BrioAgro, tiene por objetivo desarrollar un sistema de gestión agrícola inteligente y autónomo que determine la mejor fecha para recolectar los vegetales frescos, que se comercializan listos para consumir, y mejorar la competitividad de los productores primarios en la cadena alimentaria de forma segura y evitar el desperdicio alimentario.

Gracias a esta iniciativa, mediante una aplicación digital que controla y gestiona los recursos de agua, abonos, fitosanitarios, humedad y temperatura de forma eficiente, Florette recolecta cada especie vegetal en el momento preciso de la cosecha para conseguir el máximo sabor y valor nutricional.

El resultado es una materia prima de la mejor calidad, con una vida útil superior, cultivada de forma sostenible y respetuosa para el medio ambiente a través de un uso más eficiente del agua, el suelo y de los productos fitosanitarios con el fin de garantizar vegetales frescos sin ningún tipo de residuo.

Un proyecto liderado por Florette, sobre la tecnología de monitorización y riego inteligente de BrioAgro junto con nuevos desarrollos de Inteligencia Artificial y Machine Learnig para predecir el día de corte del cultivo.

proyecto florette

El tercer componente de Grupo Operativo es el ITC, que actuó como Organismo Público de Investigación (OPI) y, desde sus áreas de Análisis Ambiental y Agua contribuyó al conocimiento de fitosanitarios presentes en planta, monitorización de la calidad del agua de riego y mejora del proceso de limpieza de la materia prima en el proceso de envasado.

Con este proyecto se ha logrado:

  • Saber determinar, de forma digital, el momento óptimo de recolección de cada cultivo
  • La buena gestión de recursos como agua, fertilizantes y abonos
  • Mejorar la calidad del producto en cuanto a frescura, sabor, organolepsia y valores nutricionales

La línea de trabajo se ha basado en:

  1. Desarrollo de un sistema de gestión de las explotaciones agrarias a través de la integral térmica y la humedad, tanto superficial como profunda, para así gestionar el stock de producto vivo y perecedero. Esto se lleva a cabo a través de la programación durante el proceso de recolección
  2. Minimización de la pérdida de producto por perecimiento a través de nuevas tecnologías que nos permiten una mejor planificación de los cultivos y aumentar el rendimiento. Se logra así un uso eficiente de recursos como fertilizantes, fitosanitarios y agua
  3. Estudio de curvas de disipación de fitosanitarios para optimizar los tratamientos que se aplican en los cultivos y analizar la evolución de los residuos plaguicidas y la biorremediación de los suelos

“Para marcar el día exacto en que debemos recolectar con los valores óptimos de cada cultivo, en Florette tenemos en cuenta nuestros datos históricos y a tiempo real de calidad, madurez y textura de cada variable agronómica o cuestiones de microclima como la temperatura, humedad, presión y las condiciones del suelo”, afirma Hassen Merdassi, jefe de Desarrollo y Proyectos de Florette

Javier Les, director de calidad de Florette

Por su parte, Javier Les, director de Calidad, Sostenibilidad e Innovación de Florette comenta: “este sistema, que hasta el momento ha alcanzado una fiabilidad del 90%, permite gestionar las explotaciones agrarias a través de la programación del proceso de recolección; y una mejora de la calidad de información de nuestra base de datos”.

Sostenibilidad 360º

El objetivo de Florette a partir de ahora es reunir más datos durante más tiempo y poder alcanzar así una fiabilidad total con Recolecta. Por ello, se ha realizado una réplica del proyecto en otras zonas de cultivo de Florette en España, como Soria y Murcia.

Pero Florette no solo contribuye al cuidado del medioambiente a través del proyecto Recolecta. La empresa de origen navarro trabaja con otros parámetros de sostenibilidad como la reutilización del agua de la lluvia, el desarrollo de proyectos innovadores que ayuden a optimizar el riego, el uso de fitosanitarios naturales de residuo cero o la utilización de técnicas naturales de desinfección de suelos como la solarización entre otros.

Además, apoyan la producción local y reducen las emisiones de CO2 en el transporte de sus materias primas gracias a la cercanía entre los campos de cultivo y los centros de producción.

Redaccion AenVerde

info@aenverde.es

Sin comentarios

Deja una respuesta