El sector de flor y planta ornamental calcula unas pérdidas de 440 millones de euros

Los productores y comercializadores de flor y planta viva de FEPEX, en los que están incluidos la sección de ornamental de COEXPHAL, consideran que las perdidas ocasionadas debido a la caída del consumo y el cierre de los puntos de venta por la COVID superan los 440 millones de euros, colocando a este sector en una situación prácticamente de quiebra y pide al Consejo de ministros de Agricultura de mañana miércoles que apoye al sector con medidas útiles que se puedan imple-mentar en estos momentos.

Los productores y comercializadores de flor y planta viva de FEPEX consideran que las perdidas ocasionadas debido a la caída del consumo y el cierre de los puntos de venta por la COVID superan los 440 millones de euros, colocando a este sector en una situación prácticamente de quiebra y pide al Consejo de ministros de Agricultura del próximo miércoles que apoye al sector con medidas útiles que se puedan imple-mentar en estos momentos. Para el presidente del Comité de Flor y Planta de FEPEX, Daniel Marichal, las medidas de apoyo que aprobó la Comisión Europea en el Reglamento 2020/594, que entró en vigor el día 5 de mayo, no son eficaces y no están adaptadas a la situación generada por la pandemia, que ha provocado ya unas pérdidas de más de 440 millones de euros. El único apoyo aprobado por la Comisión es la autorización de que los productores afectados por la crisis de la COVID adopten acuerdos para estabilizar el mercado, financiados por los propios productores que están sufriendo las perdidas, ya que no se contempla ningún presupuesto adicional. Por ello se reitera, esta vez al Consejo de Ministros de Agricultura, que tenga en cuenta que el sector de flor y planta no tiene ningún tipo de ayuda en el marco de la PAC, y que se articulen medidas útiles, adaptadas a la realidad generada por la pandemia y efectivas en estos momentos. Se plantea la aprobación de medidas extraordinarias de gestión de crisis mediante un régimen extraordinario de retiradas del mercado, que sean compensadas a precios de mercado, abierto a todas las empresas afectadas que acrediten su actividad comercializadora y que se establezcan procedimientos administrativos ágiles que faciliten su gestión. FEPEX también ha solicitado al Ministerio de Agricultura la activación de vías de ayuda a través de ENESA y la participación del Consorcio de Compensación de Seguros para compensar las pérdidas sufridas para las plantaciones que tengan el cultivo asegurado, así como la realización de campañas de promoción del consumo de flores y plantas en España, y de plantas de España en Francia y Alemania. En cuanto a los centros de jardinería, principal punto de venta de flor y planta, la Orden publicada este sábado en la que se recogen las actividades que podrán realizarse en las provincias y zonas sanitarias en la Fase 1 de la desescalada, autoriza la apertura de los centros de jardinería y viveros a partir de hoy. La “Orden SND/399/2020, de 9 de mayo para la flexibilización de determinadas restricciones de ámbito nacional, establecidas tras la declaración del estado de alarma en aplicación de la fase 1 del Plan para la transición hacia una nueva normalidad” establece que a partir de hoy, 11 de mayo, se podrán abrir los centros de jardinería y viveros sea cual fuere su superficie útil de exposición y venta, con cita previa y en los que se debe garantizar la atención individual, es decir de un empleado por cliente, debiendo mantenerse en estos locales la distancia mínima de dos metros y habrá franjas horarias y/o pasillos preferentes para los mayores de 65 años. Así mismo, todos los centros de jardinería y viveros podrán establecer, en su caso, sistemas de recogida en el local de los productos adquiridos por teléfono y en línea del tipo Cilck&Collect/Car, siempre que garanticen una recogida escalonada que evite aglomeraciones en interior del local o su acceso.
Cientos de miles de plantas han acabado en vertederos.

Para el presidente del Comité de Flor y Planta de FEPEX, Daniel Marichal, las medidas de apoyo que aprobó la Comisión Europea en el Reglamento 2020/594, que entró en vigor el día 5 de mayo, no son eficaces y no están adaptadas a la situación generada por la pandemia. El único apoyo aprobado por la Comisión es la autorización de que los productores afectados por la crisis de la COVID adopten acuerdos para estabilizar el mercado, financiados por los propios productores que están sufriendo las perdidas, ya que no se contempla ningún presupuesto adicional.

De interés:  Moreno anuncia ayudas para compensar las pérdidas en flor cortada y planta ornamental

Por ello se reitera, esta vez al Consejo de Ministros de Agricultura, que tenga en cuenta que el sector de flor y planta no tiene ningún tipo de ayuda en el marco de la PAC, y que se articulen medidas útiles, adaptadas a la realidad generada por la pandemia y efectivas en estos momentos. Se plantea la aprobación de medidas extraordinarias de gestión de crisis mediante un régimen extraordinario de retiradas del mercado, que sean compensadas a precios de mercado, abierto a todas las empresas afectadas que acrediten su actividad comercializadora y que se establezcan procedimientos administrativos ágiles que faciliten su gestión.

FEPEX también ha solicitado al Ministerio de Agricultura la activación de vías de ayuda a través de ENESA y la participación del Consorcio de Compensación de Seguros para compensar las pérdidas sufridas para las plantaciones que tengan el cultivo asegurado, así como la realización de campañas de promoción del consumo de flores y plantas en España, y de plantas de España en Francia y Alemania.

La Orden que recoge las actividades que pueden realizarse en las provincias y zonas sanitarias en la Fase 1 de la desescalada, autoriza la apertura de los centros de jardinería y viveros desde ayer lunes.

La “Orden SND/399/2020, de 9 de mayo para la flexibilización de determinadas restricciones de ámbito nacional, establecidas tras la declaración del estado de alarma en aplicación de la fase 1 del Plan para la transición hacia una nueva normalidad” establece que a partir de ayer, 11 de mayo, se podrán abrir los centros de jardinería y viveros sea cual fuere su superficie útil de exposición y venta, con cita previa y en los que se debe garantizar la atención individual, es decir de un empleado por cliente, debiendo mantenerse en estos locales la distancia mínima de dos metros y habrá franjas horarias y/o pasillos preferentes para los mayores de 65 años. Así mismo, todos los centros de jardinería y viveros podrán establecer, en su caso, sistemas de recogida en el local de los productos adquiridos por teléfono y en línea del tipo Cilck&Collect/Car, siempre que garanticen una recogida escalonada que evite aglomeraciones en interior del local o su acceso.

De interés:  Ineficaz apoyo de la Comisión Europea al sector de planta ornamental y flor cortada
Redaccion AenVerde
Redaccion AenVerde

info@aenverde.es

Sin comentarios

Deja una respuesta