Fallos informáticos en la frontera del Reino Unido, primeros problemas post Brexit

sainsburys

Los estantes escasos de frutas y verduras en el Reino Unido no sólo se ha debido a la borrasca Filomena a su paso por España. El sector de productos frescos de este país ha culpado de esas baldas vacías  esta semana a “errores fundamentales” del gobierno, según informa The Grocer.

A pesar de que el Reino Unido implementó control ligero en frontera desde el final de la transición del Brexit, los importadores han afirmado que el gobierno no había actualizado ciertos sistemas informáticos que facilitaran las transacciones.

Según afirman en The Grocer, la solución fue despachar manualmente las importaciones de frutas y verduras a través de controles aduaneros “a pedido”, lo que provocó una “gran cantidad de retrasos” debido a errores de procesamiento y una “enorme carga de trabajo adicional”, según Nigel Jenney, director ejecutivo de la Consorcio de productos frescos.

Aunque el error ya se había resuelto, Jenney dijo que las demoras llevaron a muchos clientes a perder esos periodos de entrega, cuyo impacto se reflejó en la escasez de algunos productos en los supermercados esta semana.

Jenney adivrtió que se esperaban más desafíos una vez que el Reino Unido comenzara a exigir que las importaciones estuvieran acompañadas de documentación sanitaria y declaraciones de aduanas a finales de este año. “La industria se ha visto defraudada por el hecho de que el gobierno no preparó adecuadamente sus propios sistemas informáticos. Lo frustrante es que era plenamente consciente de este problema “.

Un portavoz de Defra dijo que el error se debió a “una complicación técnica” que involucró a CHIEF, el sistema de aduanas del Reino Unido para el comercio de la UE, y que se solucionó rápidamente.

La presión sobre el suministro de productos frescos se ha producido coincidiendo con la borrasca Filomena,  las fuertes nevadas y las heladas que disminuyeron también la oferta en origen.

Vernon Mascarenhas, director comercial del mayorista Nature’s Choice, resta importancia a los impactos de la tormenta en el medio inglés. “Si bien provocan un retraso técnico para los suministros -ha dicho- iría y vendría muy rápidamente”. Según Mascarenhas,  el mayor problema al que se enfrentaban los importadores era el papeleo del Brexit, que agregaba 250 euros adicionales a cada carga.

Redaccion AenVerde
Redaccion AenVerde

info@aenverde.es

Sin comentarios

Deja una respuesta