“El sistema de seguros agrarios es el único paraguas que el agricultor tiene para salvaguardar su existencia”

NOTICIA 2 IGNACIO MOLINA

Ignacio Molina Fernández de los Ríos, Responsable del sector de los servicios de seguros agrarios de Cooperativas Agro Alimentarias de Andalucía.

-¿Qué novedades hay para esta campaña en cuanto los seguros agrarios en frutas y hortalizas bajo invernadero?

Hay que destacar que este seguro esta vivo y que necesita de la continua mejora y esfuerzo. En la línea de adaptación del seguro a las inclemencias meteorológicas, se ha ampliado el plazo de contratación de todas las producciones hortofrutícolas hasta el 15 de octubre. Con esta novedad, el sector productor se ha comprometido a transmitir las circunstancias que puedan sobrevenir  en las producciones por virosis. Circunstancias que tendremos muy presentes para que se produzca la contratación en el sentido más real. No crear problemas en garantías del seguro como en la claridad de la peritación. Necesitamos adaptar las formas y tiempos en cuanto a las garantías provocadas por las adversidades climáticas dadas las circunstancias de falta de concreción para su delimitación en cuanto a la realidad objetiva de los daños que causan en las distintas zonas productoras de la provincia.

La diferenciación del módulo P de la contratación de las coberturas o riesgos de heladas y virosis que este año podrán ser elegidas de forma independientes, si bien la garnatía elegida será para toda la explotación al pertenecer a una misma clase.

Como garantía opcional.- la cobertura de las instalaciones para esta campaña el precio máximo de garantizado sube a 25€/m2 y a efectos de daño en la instalación se considerara como “daño” el desprendimiento o pérdida de elementos de sujeción en el cerramiento de la instalación.

Se crean nuevas variedades “Minis” de calabacín, pepino y pimiento.

 -¿Por qué un agricultor debe tener su cosecha asegurada?

Como agricultor entiendo que debemos garantizarnos nuestro medio de vida mediante los recursos que tenemos. El seguro agrario es un elemento de superviviencia, ya que los elementos externos a la producción, en los últimos años, nos enseñan que debemos tener asegurados nuestro medio de vida. Sirva de ejemplo los daños que hemos sufrido como vientos huracanados, inundaciones, pedrisco que rompe la estructura de la finca…, así como otros factores no climáticos como caída de precios, volcado de camiones, subida de los imputs… y todo esto crea inseguridad en el sector del que vivimos.

Otro factor a tener en cuenta, a la hora de poner en funcionamiento el sistema de producción es el alto coste de las estructuras, mantenimiento, costes productivos, riego, calefacción, altos costes directos consumibles de alto valor; necesidad de controles biológicos y de salud vegetal, alto coste del agua y la necesidad de mano de obra que sube la cuenta de resultados. Todo esto hace impensable poner en funcionamiento, con garantías de éxito, una producción con alto valor añadido para la producción final agraria de frutas y hortalizas, no sólo en Andalucía, si no en España y en Europa.

Si cuantificáramos lo que cuesta el seguro sobre producción, deberíamos entender que un 3-5% de la misma, al menos, nos garantiza la posibilidad de poder levantar la producción de la nueva campaña, o subsistencia del sistema para poder producir al año siguiente.

En definitiva, el sistema de seguros agrarios es el único paraguas que el agricultor tiene para salvaguardar su existencia.

 

-¿Los agricultores son conscientes de la importancia de contar con un seguro?

Si y no. El agricultor es conocedor de la existencia del seguro, y más en esta provincia, si bien no es consciente porque no tenemos sensación de riesgo. Los hechos demuestran que deberíamos tener esa sensación. Hay sensaciones de bonanza pero tenemos que saber  que estamos pendientes de muchos factores que no podemos controlar como temperaturas, falta de horas/luz, falta de polinización, tratamientos que no se adoptan al tipo de planta o cultivo porque genéticamente han evolucionado y nos somos conscientes de esa realidad. Todo ello son circunstancias reales que nos deberían hacer pensar que los cultivos están expuestos a muchos riesgos por lo que tendríamos que utilizar este recurso como es el seguro que la administración pone al servicio del agricultor.

 

-¿Existe alguna subvención o ayuda para la contratación de seguros?

Actualmente hay subvenciones de la Administración Estatal. El ministerio de Agricultura subvenciona con distintas cantidades que vienes estratificadas por una subvención base, que es general para todos. Y luego subvenciones adicionales y complementarias que viene determinadas por distintos factores, como por ejemplo, ser socio de una Opfh, hacer contrataciones colectivas….

La Administración Autonómica hasta 2012 mantuvo una subvención complementaria a la Estatal y que desde nuestra Organización venimos solicitando que se restablezca para el sector hortofrutícola, ya que es un sector muy importante y es base para la recuperación. Entendemos que quizá para 2015 se pueda recuperar esta subvención Autonomica. La subvención máxima llega al 65% del coste total de la póliza para un agricultor en el sistema.

 

-¿Posee datos de cuántas hectáreas habría aseguradas en Almería?

Debemos diferenciar los seguros agrícolas y ganaderos. En agrícolas, la inmensa mayoría son de cultivos bajo invernadero, cítricos, hortícolas al aire libre y en menor medida, cereales, uva y frutos secos.

En el sector ganadero las deficiencias son mayores. El grueso de los seguros que se contratan son los de retirada de animales muertos y la línea de sequía de pastos. Son poco significativas las líneas de vida (todo ello hablamos del área de ovino-caprino).

-¿Qué hacen para mentalizar a los agricultores/ganaderos de la necesidad de contratar seguros para proteger su medio de vida?

Desde nuestra organización, junto al Ministerio, técnicos de la Junta de Andalucía y de la dirección de Agroseguros de la zona de levante, realizamos jornadas, charlas y cuantos encuentros han demandado para poner en su conocimiento los aspectos que viene regulados en la normativa de la línea de seguros existentes. También se hacen cursos de peritación para cualificar a los técnicos de las cooperativas que lo soliciten para la defensa de sus asociados. Tenemos abierto un grupo de trabajo en la Comisión de Seguros Agrarios específico para Almería, a la cual hacemos llegar todas las inquietudes y necesidades que nuestro sector demanda para mejor adaptación del seguro a la realidad productiva. Esta iniciativas no serán las únicas que llevaremos a cabo ya que siempre hemos estado atentos a las demandas que puedan seguir en el seno de la organización para poder ejecutarlas.

Redaccion AenVerde

info@aenverde.es

Sin comentarios

Deja una respuesta