El sector agrario europeo en su conjunto pide una evaluación exhaustiva de la estrategia De la Granja a la Mesa

de la granja a la mesa europa

Hoy se cumple un año desde que la Comisión Europea presentara en Bruselas la
estrategia «De la granja a la mesa». Sin embargo, “no podemos celebrar su
aniversario, ya que la estrategia sigue planteando demasiadas interrogantes en la
comunidad agrícola y agroalimentaria europea”, aseguran en un comunicado conjunto la mayor parte de asociaciones del sector agrario europeo, como COPA-COGECA o Euroseeds, entre otras.

Los signatarios del comunicado no albergan dudas de que la estrategia «De la granja a la mesa», con sus objetivos, tendrá un impacto considerable a lo largo y a lo ancho de la cadena de valor, que a su vez tendrá repercusiones desde los agricultores y ganaderos a los sistemas alimentarios y los consumidores de toda la Unión, “si bien muy probablemente no será el que se deseaba o esperaba a priori”, señalan.

Aclaran que no se oponen a la estrategia De la Granja a la Mesa o lo que supone el Pacto Verde, pero solicitan un amplio debate sobre algunas paradojas generadas por los objetivos planteados, por eso piden que se realizara “una evaluación de impacto exhaustiva de dicha estrategia.

En su comunicado aseguran que fue “el vicepresidente ejecutivo Frans Timmermans quien prometió un estudio de este tipo. Sin embargo, aunque esto se prometió en numerosas  ocasiones y en consonancia con los principios de «buena gobernanza» de la Comisión, ahora sabemos que dicha evaluación no se llevará a cabo. No obstante, los principios de la Comisión al respecto son claros: «Se requiere una evaluación de impacto para las iniciativas de la Comisión que puedan tener un impacto significativo en lo económico, medioambiental o social. (…) Las evaluaciones de impacto recogen pruebas para valorar si la futura medida legislativa o no legislativa de la UE está justificada y cómo puede concebirse dicha medida de la mejor manera posible para lograr los objetivos políticos deseados».

Según el sector agrario europeo, los estudios puntuales sobre los diferentes objetivos de la estrategia tampoco aportan respuestas. “Sólo se puede tomar conciencia de los verdaderos retos que ésta plantea si se acumulan y cotejan los diferentes objetivos propuestos en la estrategia”.

“En el ámbito de la política comercial, la Comisión misma ha tenido la valentía de proponer un estudio exhaustivo del impacto acumulado y de gran complejidad que conllevan los más de 60 acuerdos comerciales firmados por la UE. Así que, ¿por qué no iba a ser esto posible también para la estrategia «De la granja a la mesa»? ¿Por qué el gobierno estadounidense ya ha realizado un estudio sobre nuestra propia política emblemáticas?”, se preguntan.

Cierran su escrito pidiendo que “se apliquen tres principios del sentido común: tener una política basada en datos concretos y en pruebas científicas que se ajusten a los principios de procurar «legislar mejor», y no en la ideología y las posturas políticas; empezar a hablar de herramientas y tecnologías concretas capaces de entusiasmar a nuestra comunidad agrícola con este proyecto político; y, por último, lograr el mismo nivel de ambición en el mercado interior de la UE con respecto a aquellos socios comerciales internacionales que no compartan las mismas ambiciones”.

organizaciones agrarias europeas

Redaccion AenVerde

info@aenverde.es

Sin comentarios

Deja una respuesta