El 57% de los consumidores de frutas y hortalizas optan por los envases sostenibles

El 57% de los consumidores estaría dispuesto a pagar más por frutas y hortalizas envasadas en un material respetuoso con el medio ambiente, según un reciente estudio elaborado por la Asociación de Fabricantes y Distribuidores (AECOC), con la colaboración de la Asociación Española del Cartón Ondulado (AFCO) y su sello de calidad para caja agrícola UNIQ.

Entre los cambios y tendencias que impactan en la adquisición de este tipo de productos frescos, que representan el 13% de la cesta de la compra del gran consumo, la sostenibilidad destaca como una de las grandes demandas del consumidor. Al 45% de los encuestados le gustaría encontrarse más productos de proximidad, de agricultores locales, y uno de cada cuatro demanda un packaging con menos impacto medioambiental.

“La sociedad reclama que los frescos lleguen a las tiendas en cajas ecológicas, que cuiden la frescura del producto e incluso alarguen su vida útil, respetando el planeta y sus recursos. Los fabricantes de cartón entendemos que los envases dejaron de ser meros contenedores de alimentos y ponemos todos nuestros esfuerzos en desarrollar soluciones que contribuyan a mejorar su calidad, conservación, imagen y sostenibilidad”, afirma Leopoldo Santorromán, presidente de AFCO.

El barómetro descubre que el 73% de los españoles consume fruta una o más veces al día, mientras el 47% come hortalizas a diario.  Los datos muestran una tendencia alcista en el consumo. El 46% de los encuestados asegura haber aumentado su compra de frutas en los últimos años.

En el caso de las hortalizas, el 47% de los encuestados ha incrementado su consumo

Uno de los motivos de este crecimiento es la aparición de nuevos productos de conveniencia y listos para consumir. La venta a granel en el supermercado se consolida como la modalidad de compra predilecta para el 65% de los consumidores, seguida por la frutería a pie de calle.

“Desde una perspectiva de competitividad y responsabilidad, la sociedad reclama a la industria alimentaria y a la distribución comercial que su actividad sea acorde al proceso de transición hacia una Economía Circular. Su carácter de material renovable, reciclable y biodegradable le confiere superioridad frente a otras opciones de embalaje”, concluye Santorromán.

Redaccion AenVerde
Redaccion AenVerde

info@aenverde.es

Sin comentarios

Deja una respuesta