Cómo hacer decoraciones navideñas con Poinsettias para mejorar las ventas

Stars for Europe (SfE), plataforma que representa a los principales obtentores europeos de Flor de Pascua en 22 países europeos (Dümmen Orange, Selecta One, Beekenkamp y Syngenta Flowers), ha lanzado unos consejos para que las floristerías y los centros de jardinería creen decoraciones florales en sus tiendas que inspiren a los clientes y consigan aumentar sus ventas.

Durante los meses de otoño e invierno, los clientes empiezan a pensar en hacer más acogedor su hogar. Para ello, las decoraciones con plantas coloridas, como la Poinsettia, desempeñan un papel importante. Las ideas de Stars for Europe (SfE) están pensadas para el interior de la tienda y escaparates.

Ventaja competitiva

En la primera parte de la temporada de la flor de Pascua, antes de la llegada de las fiestas navideñas, están disponibles los colores otoñales más inusuales, como el salmón, el melocotón, el terracota, el amarillo y los tonos rubor, mientras que los rojos y blancos tradicionales llegan más tarde.

Los comercios especializados y los pequeños negocios cuentan con una ventaja competitiva frente a las grandes empresas, ya que la mayoría de ellas necesitan hacer pedidos al por mayor de flores de Pascua estándar con mucha antelación, y no tienen la flexibilidad necesaria para almacenar una gama tan diversa de variedades. Ofrecer una gama de variedades con colores inusuales puede suponer un valor añadido para los clientes que buscan algo diferente.

Consejos para crear decoraciones florales

SfE ha pedido al famoso florista de la televisión alemana Michael Frings sus mejores consejos para adornar las tiendas y así captar la atención de los clientes.

«En mi opinión, lo más importante es emocionar a tus clientes con algo que aún no conocen. Por ejemplo, utilizar la flor de Pascua como flor cortada o emplearla de forma inusual, como en una corona de Adviento», señala el experto.

Michael ofrece una idea de decoración floral sencilla que funciona en cualquier tienda o escaparate, independientemente del espacio: «Corta los tallos de la flor de Pascua y séllalos sumergiéndolos primero brevemente en agua caliente a 60°C y luego en agua fría. Retira la parte superior de algunas bolas navideñas y coloca un tallo de flor de Pascua cortado en su interior y llénalas de agua. Usa un alambre o cinta decorativa para colgarlos en un árbol de Navidad o en una rama».

Mostrar toda la gama de productos

Los escaparates o zonas de exposición en la tienda deben mostrar a los clientes todo lo que necesitan para la Navidad de una forma coherente, según explica Michael. «Escoge un color o un tema para tu espacio, como el beige y el crema para un diseño de oficina, por ejemplo. A continuación, realza tus flores de Pascua con macetas a juego y una selección de elementos decorativos adicionales que tus clientes pueden montar ellos mismos como una manualidad».

Tres ideas de decoración floral paso a paso

Bolas colgantes de Kokedama
La kokedama es una tradición japonesa que consiste en envolver el cepellón de una planta con musgo para crear una esfera. La kokedama de Poinsettia colgada del techo en un escaparate o sobre una mesa en la tienda resulta una decoración impresionante.

El material necesario para conseguirlo es: musgo plano, alambre decorativo plateado, hilo o cordel y una flor de Pascua de tamaño estándar.

Paso 1: retirar la flor de Pascua de la maceta y envolver el cepellón con musgo.
Paso 2: envolver la bola de musgo con el alambre, el hilo o el cordel y anudar los extremos.
Paso 3: crear un lazo de alambre o hilo y colgarlo.

Para mantener este diseño fresco, es importante regar las plantas con moderación desde arriba, por ejemplo, con una botella pulverizadora. También se puede colocar, cada pocos días, la bola de musgo en un recipiente con un poco de agua para que la absorba. Dejar que escurra bien antes de volver a colgarlo.

La kokedama se puede adaptar como un moderno centro de mesa en la tienda. «Cinco o seis kokedama utilizando el mismo color de flor de Pascua, pero en diferentes tamaños, incluso en miniatura». Si se colocan uno al lado del otro en un recipiente grande y poco profundo y se rellenan los huecos con flores secas, follaje o adornos o se dejan sin nada para darle un toque minimalista, queda muy llamativo. También crear diferentes versiones variando el musgo, alambre/hilo y las flores de Pascua. El liquen de los renos (Cladonia rangiferina), el cordel neutro y las flores de Pascua blancas o de tonos pálidos, colocados en una bandeja de madera rubia, dan un toque japonés de moda (estilo escandinavo mezclado con japonés).

Durante la temporada principal, a partir de noviembre, cuando las variedades rojas tradicionales son más fáciles de conseguir, se pueden cambiar por kokedamas de flores de Pascua rojas en recipientes dorados y brillantes, acompañados de bayas de encina o bolas rojas y doradas. Otro truco es colocar cerca todos los elementos utilizados en la decoración floral navideña, para que los clientes puedan comprar todo lo necesario para recrearla.

Árbol de Navidad en un alambre colgante

Es una idea de decoración rápida y sencilla que tiene mucho impacto en cualquier tienda. Para este pequeño árbol de Navidad colgante se necesita alambre para manualidades (de 1 a 2 milímetros de grosor), cortaalambres, alicates de punta plana, ramitas de enebro, bolas mini, cinta fina, alambre plateado fino de bobina, tres tubos de ensayo y tres flores de Pascua mini.

Paso 1: cortar un trozo de alambre de 50-60 centímetros. Utilizar los alicates de punta plana para hacer un pequeño bucle en un extremo para colgar.
Paso 2: empezando por el bucle, formar una espiral con el alambre, un círculo cada vez. Añadir otro bucle en el otro extremo de la espiral.
Paso 3: atar las ramas de enebro a la espiral de alambre con el alambre de bobina.
Paso 4: sujetar las bolas pequeñas y los tubos de ensayo al alambre envuelto en enebro con cinta y colgar el pequeño árbol de Navidad en el lugar elegido. Llenar los tubos de ensayo con agua y colocar las flores de Pascua cortadas en el interior.

Consejo: los tallos de la flor de Pascua se mantendrán frescos hasta dos semanas si, inmediatamente después de cortarlos, se sumergen brevemente en agua caliente a 60°C y luego en agua fría.

Dependiendo del espacio disponible, se pueden hacer varios árboles de diferentes tamaños colgados a diferentes alturas. Los números impares funcionan mejor, así que mejor en grupos de tres, cinco o más.

Esta idea también es estupenda para un escaparate, ya que los árboles se mueven y giran una vez colgados, lo que atrae la atención desde el exterior de la tienda, teniendo en cuenta que a las flores de Pascua no les convienen las corrientes de aire, así que mantenlas alejadas de puertas o ventanas abiertas.

Debajo de la decoración floral, es recomendable mostrar todos los materiales y plantas necesarias para recrear el diseño. De esta forma se facilita a los clientes la compra del paquete completo.

Esta idea es idónea hasta la llegada de la Navidad, adaptándola a un escaparate otoñal, sustituyendo los adornos por racimos de bayas frescas de temporada y cubriendo la espiral con follaje de temporada. Preferiblemente elegir una flor de Pascua de color otoñal, como el salmón, el terracota o el rosa cálido.

Estrella de Adviento de madera

Esta estrella de Adviento de estilo escandinavo es una alternativa sencilla y moderna a la clásica corona circular y quedará especialmente bien en un escaparate.
Los varillas de madera resaltan maravillosamente las brácteas rojas en forma de estrella de las flores de Pascua cortadas.

Se necesitan varillas de madera pálida de diferentes grosores, una sierra de mano de dientes finos, una caja de ingletes, una plantilla de cartón con forma de estrella, una pistola de pegamento caliente y una barra de pegamento, tijeras, cuatro velas cónicas y un portavelas para cada una, un taladro, tres tubos de ensayo, flores de pascua cortadas y pequeñas estrellas y corazones de madera decorativos.

Paso 1: usar la caja de ingletes para cortar de 100 a 120 piezas de diferentes longitudes a partir de las varillas. En el ejemplo que se muestra aquí, las piezas miden 4,5, 5 y 5,5 centímetros de largo.
Paso 2: pegar los trozos de madera en la plantilla de la estrella con pegamento caliente. Alternar diferentes longitudes y grosores. Una vez que el pegamento esté seco, recortar el exceso de cartulina que rodea la plantilla.
Paso 3: para colocar los portavelas y los tubos de ensayo, hacer agujeros en cuatro de las piezas de madera más gruesas para fijar los portavelas. Deslizar los tubos de ensayo en los huecos situados entre las piezas de madera y fijarlos con cola caliente si es necesario. Colocar las velas en los portavelas y pegar los corazones y las estrellas decorativas en la estrella de madera. Por último, llenar los tubos de ensayo con agua y colocar en ellos las flores de Pascua cortadas.

Para ahorrar tiempo a los clientes, SfE aconseja a los propietarios de floristerías que impriman pequeñas tarjetas con las instrucciones y que las pongan en un kit que incluya una bolsa de varillas precortadas, elementos decorativos y la plantilla de la estrella, para facilitar el proyecto de manualidades. También proponen ofrecer una selección de velas y portavelas a juego con las flores de Pascua en venta, para que los clientes puedan crear el diseño sin tener que comprar en otro sitio.

Para consultar más ideas de decoración con flor de Pascua haz clic en este enlace.

 

Redaccion AenVerde

info@aenverde.es

Sin comentarios

Deja una respuesta