Clara Aguilera : “Creo que la UE debe proteger y dar preferencia a las producciones agrícolas comunitarias

En A en Verde entrevistamos a Dª Clara E. Aguilera García, Portavoz socialista del comité de agricultura del P.E.

Amanece un nuevo año con un viejo miembro fuera de Europa. ¿Cómo ha vivido el proceso del Brexit desde su escaño europeo?
CAG: Lo he vivido con gran preocupación por el futuro de las relaciones entre británicos y europeos, e interés en la defensa de los intereses de las personas y de las empresas españolas con Reino Unido. La decisión de abandonar Europa es un paso atrás. Tenemos enormes desafíos por delante, además de atravesar unas circunstancias sociales enormemente difíciles debido a la pandemia. Los socialistas defendemos una Europa fuerte y unida. Es más necesaria que nunca. No es momento de individualismos. Han sido cuatro años de negociaciones complicadas, en los que intentamos convencer a Reino Unido de los efectos fatales
de su decisión para ambos territorios. Nos hubiera gustado construir un Acuerdo que garantizara las mejores relaciones mutuas, en lo social y en lo económico. Desafortunadamente, la postura intransigente del Gobierno británico lo ha impedido hasta ahora.

El Reino Unido es el segundo gran mercado de las frutas y hortalizas españolas. Habrá aranceles y el trato como un país tercero ¿Podría haber existido una tercera vía? Es decir, ¿poder negociar por ciertos sectores estratégicos algunas medidas especiales o era todo un paquete en uno?
CAG: La aspiración siempre ha sido llegar a un Acuerdo para una salida ordenada y unas buenas futuras relaciones adecuadas para la defensa de los derechos de las personas y las exportaciones de los productos europeos, favorecedor de un corredor verde o transporte terrestre ágil de frutas y verduras entre la UE y Reino Unido. El coste de un Brexit sin acuerdo es un duro golpe para los intereses nuestras producciones hortofrutícolas. Gracias a los planes de contingencia, confío en que seamos capaces de minimizar el inminente caos, aunque me preocupa especialmente el sector pesquero, que tendría lugar en caso de ruptura en el transporte por carretera, aéreo o ferroviario. En términos comerciales, desde la Comisión, Parlamento Europeo y los países miembros defendemos el mercado único. Reino Unido debe comprometerse a cumplir los mismos estándares normativos exigidos para Europa.

Y precisamente arrancamos 2021, año declarado por la FAO como Año Internacional de las Frutas y Hortalizas. ¿Se ha tratado este asunto en el foro europeo? ¿Están previstas algunas acciones al respecto desde la Unión Europea?

CAG: Este reconocimiento está en la agenda comunitaria. Es importante la promoción de las frutas y hortalizas, estos alimentos poseen innumerables propiedades nutricionales y beneficios saludables. En paralelo, hay que difundir su contribución social y económica al territorio. Su carácter altamente profesional, moderno e innovador, dinamizador de la economía y potente generador de empleo en Almería y otras zonas españolas, desde donde este modelo de agricultura sostenible suministra productos con los más altos estándares a toda Europa. Instituciones, países, productores y organizaciones, debemos compartir estos valores para que la sociedad tome más conciencia del consumo de las frutas y hortalizas, en términos de alimentación y sociales.

Estamos a las puertas de una nueva Política Agraria Común (PAC) ¿En qué se va a traducir esta nueva PAC para el sector de frutas y hortalizas?

En la nueva PAC defendemos un modelo de agricultura sostenible, rentable y respetuoso con el medio ambiente, a la par que apoyar y mejorar la renta de los agricultores y ganaderos. La OCM ha demostrado una gran eficacia en el desarrollo del sector hortofrutícola, consiguiendo que éste sea de los más eficientes de España y de Europa, con el apoyo de las organizaciones de productores de frutas y hortalizas (OPFH), y a pesar de recibir poca financiación comunitaria. Es un buen modelo de funcionamiento que hemos querido potenciar y reforzar en la nueva PAC, además con esta Reforma nueva que se establecerá en 2023, las hectáreas de frutas y hortalizas entrarán todas como subvencionables dentro del primer pilar de la PAC, por tanto Almería y Granada se verán claramente beneficiadas del sistema de ayudas directas.

Seguro conoce la reforma de la Ley de la Cadena Alimentaria y cómo una parte del sector, entre la que se encuentra COEXPHAL, ha manifestado sus recelos ante lo que creen algo imposible de aplicar por la realidad del propio sector ¿Cree que un modelo, como el que ofrecen en otras partes de Europa donde las interprofesionales acogen todos los eslabones de la cadena, sería una buena solución para evitar los desajustes de precios entre origen y destino, por ejemplo?

La Ley de la Cadena Alimentaria representa un avance para mejorar la protección de los agricultores frente a las prácticas abusivas y desleales de la distribución. Urge corregir estos desequilibrios y volatilidad en los precios que perjudican al eslabón más débil y también el más importante de la cadena: el agricultor. Para ser eficaz, esta normativa debe aunar los intereses de todos los agentes de la cadena y ser viable en su aplicación. Por supuesto, la Interprofesional debe ser una herramienta participativa y útil que permita intercambiar sinergias, conciliar intereses y avanzar en la misma dirección a la hora de tomar medidas. Esta Ley es un punto de partida, flexible y mejorable a través de enmiendas con las aportaciones de todos.

Uno de los problemas que requiere una respuesta imperiosa de las administraciones es el chabolismo de la provincia, asociado al sector agrícola porque están construidos en sus inmediaciones ¿Puede ser tratado este problema desde Europa y que aterrice hasta aquí la solución? ¿Cree que Almería -aun siendo una provincia- debería ser tratada desde Europa como zona periférica, por la especial presión migratoria que padece?

La migración es un gran desafío para Europa. La Agenda 2030 reconoce la contribución de las personas migrantes al crecimiento y desarrollo de los territorios, incorporando la migración a sus retos de sostenibilidad. No podemos dar la espalda a estas problemáticas sociales. Creo que desde las instituciones comunitarias debemos atenderlas cooperando con las administraciones nacionales, provinciales y locales para garantizar la calidad de vida y el bienestar de las personas migrantes. La problemática que pueda acarrear la inmigración debe ser resuelta desde el propio territorio principalmente, no hay fórmulas mágicas sino los empresarios agrícolas no contratan personales ilegales seria un buen comienzo y desde luego con actuaciones coordinadas desde las diferentes administraciones (Ayuntamientos, Diputaciones, Gobierno regional y nacional).

La triste Covid-19 ha servido también para dar una visibilidad al sector primario y agroalimentario que no parecía tener. Desde Hortiespaña o APROA se están impulsando campañas a nivel europeo para hacer ver la importancia de las frutas y hortalizas y de los propios invernaderos del sur ¿Qué más acciones se pueden emprender para seguir avanzando en pro del sector de frutas y hortalizas españolas?

La unión de Interprofesionales europeas representa una fortaleza para el sector hortofrutícola. Es una buena alianza para avanzar en problemáticas como la desigualdad entre los actores de la cadena alimentaria y la falta de reciprocidad en los estándares sociales y medioambientales de los acuerdos de la UE con países terceros. Hay que fomentar la promoción de las frutas y hortalizas, el conocimiento de la contribución social, económica y medioambiental de este sector. Nuestras frutas y hortalizas son garantía de calidad para el consumidor europeo y de otros lugares del mundo.

Marruecos se ha convertido en duro competidor de las principales hortalizas con la ventaja de poder vender a mejor precio y unos contingentes cada vez mayores ¿Para cuándo un verdadero control de los contingentes? O nuestra competencia debe ir por otra vía ¿calidad, otros productos? 

CAG: Hay muchas dudas sobre el cumplimiento del acuerdo comercial entre la UE y Marruecos. Hemos preguntado a la Comisión Europea por este asunto, solicitando garantías del cumplimiento de los contingentes establecidos y de los controles en frontera en los Estados miembros por los que estos productos acceden a territorio comunitario. Igualmente hemos preguntado sobre el fraude en el etiquetado de productos marroquíes comercializados con origen español. Apostar por la diferenciación, máxima calidad y respeto ambiental es conveniente. Creo que la UE debe proteger más y dar preferencia a las producciones agrícolas comunitarias y sobre todo exigir los mismos estándares sociales y medioambientales que tenemos en Europa para tener una competencia leal y justa.

Redaccion AenVerde
Redaccion AenVerde

info@aenverde.es

Sin comentarios

Deja una respuesta