Bruselas retira su propuesta para reducir el uso de fitosanitarios ante la oleada de protestas

von der leyen

La presidenta de la Comisión Europea, Ursula von der Leyen, ha anunciado hoy ante la Eurocámara que va a proponer la retirada de la polémica propuesta SUR para reducir a la mitad el uso de pesticidas en Europa. Tras la oleada de protestas de agricultores considera que tiene un efecto «polarizador».

Además, la iniciativa estaba estancada con falta de avances en el proceso legislativo. El Parlamento Europeo rechazó el año pasado por sorpresa la propuesta, que tampoco ha sido bien recibida en el Consejo, muy sensible a las tensiones sociales que se están produciendo en el último año y medio en el sector agrícola.

Von der Leyen ha asegurado que «el tema se mantiene. Para avanzar, es necesario más diálogo y un enfoque diferente y, sobre esa base, la Comisión presentará una nueva propuesta mucho más madura y con implicación de las partes interesadas juntas. Todos en esta Cámara tenemos claro que nuestro sector agroalimentario -empezando por las explotaciones agrícolas- necesita una perspectiva a largo plazo y la voluntad de escucharnos unos a otros y buscar soluciones comunes. Tenemos que evitar el juego de las culpas y encontrar juntos soluciones a los problemas».

Futura política agrícola

El informe del Diálogo Estratégico sobre el Futuro de la Agricultura en la Unión Europea se presentará a finales del verano. Los resultados y recomendaciones de este diálogo se debatirán en el Parlamento y con los Estados miembros, y constituirán la base de nuestra futura política agrícola.

Europa tiene los alimentos más sanos y de mayor calidad del mundo, gracias a nuestros agricultores. Ellos desempeñan un papel fundamental en este sistema y, por supuesto, deben recibir una remuneración justa por ello. Es cierto que prestamos un enorme apoyo a este sector. Nuestra Política Agrícola Común cuenta con el apoyo masivo del presupuesto de la UE. El dinero es importante, pero no lo es todo. Unos recursos naturales sanos también son clave para mantener altos rendimientos. En particular, el suelo fértil ha sido siempre la columna vertebral del sustento de nuestros agricultores. Sabemos que entre el 60 y el 70% de los suelos europeos están en malas condiciones. Podemos invertir estas tendencias. Y muchos agricultores lo están haciendo precisamente. Pero tenemos que hacer más.

Noticia relacionada: Los eurodiputados rechazan la normativa sobre fitosanitarios

Una protección eficaz de la naturaleza debe ofrecer incentivos generosos para intervenir. Los agricultores necesitan un argumento comercial que merezca la pena para adoptar medidas de protección de la naturaleza, y quizá no lo hayamos presentado de forma convincente. Hace falta un incentivo real que vaya más allá de la mera pérdida de rendimiento. Las subvenciones públicas pueden proporcionar esos incentivos y, por ejemplo, el etiquetado premium, en cooperación con minoristas y procesadores. En otras palabras, la conservación de la naturaleza sólo puede tener éxito mediante un enfoque ascendente y basado en incentivos. Porque sólo si nuestros agricultores pueden vivir de su tierra invertirán en el futuro. Y sólo si alcanzamos juntos nuestros objetivos climáticos y medioambientales, los agricultores podrán seguir ganándose la vida.

Redaccion AenVerde

info@aenverde.es

Sin comentarios

Deja una respuesta