Bruselas aprueba tres excepciones hortofrutícolas a la PAC por la guerra de Ucrania

Invernadero de tomates

Un grupo de eurodiputados de la Comisión de Agricultura de la Eurocámara llevaba meses reclamando posibles derogaciones a la normativa agrícola europea para combatir la falta de alimentos a nivel mundial, como consecuencia de la crisis ocasionada por la invasión de Ucrania por Rusia.

La buena noticia llegó ayer desde Bruselas. La Comisión Europea aprobó  la aplicación de tres excepciones temporales a la Política Agrícola Común (PAC) acerca del valor de la producción comercializada y la recuperación de la ayuda financiera comunitaria de cara a las OPFH.

Estas medidas de choque se aplicarán con efecto retroactivo a partir del 1 de enero de 2022.

Si en este año, el valor de un producto baja al menos un 35% por motivos ajenos a la responsabilidad de las organizaciones de productores de frutas y hortalizas (OPFH), el valor de la producción comercializada debe fijarse en el 100% del período anterior.

Los Estados miembros también quedan exentos en 2022 de la obligación de fijar en sus estrategias nacionales los porcentajes máximos del fondo operativo que pueden dedicarse a cualquier medida individual o tipo de acción. Esto hará que las OPFH dispongan de una mayor flexibilidad para tomar medidas que palíen los efectos de la invasión rusa de Ucrania en el sector de las frutas y hortalizas.

La Unión Europea también exime de reembolsar sus ayudas económicas para compromisos plurianuales en el sector de las frutas y hortalizas, tales como las acciones medioambientales, al Fondo Europeo Agrícola de Garantía Agraria (FEAGA) si no han podido lograr su propósito a largo plazo debido a la guerra en Ucrania.

Dificultades y reducción de su valor

Las OPFH son vulnerables a las interrupciones y perturbaciones causadas por la invasión rusa de Ucrania. En numerosas ocasiones han alertado de los problemas logísticos que sufren y las dificultades para cosechar sus productos por la escasez de mano de obra y las limitaciones para llegar a los consumidores debido a la interrupción de la cadena de suministro.

El motivo de aprobar dichas excepciones se centra por tanto en garantizar la estabilidad financiera de las OPFH ya que esta situación puede acarrear una reducción en las ayudas que las OPFH reciben de la Unión Europea en el año siguiente. Hasta el punto de perder su reconocimiento como tales, ya que uno de los criterios para obtenerlo es alcanzar un valor mínimo de la producción comercializada fijado a nivel nacional.

Redaccion AenVerde

info@aenverde.es

Sin comentarios

Deja una respuesta