Blockchain, una apuesta por la trazabilidad y la sostenibilidad

subasta de flores en Aalsmeer (Universidad de Wageningen

Hay muchas cosas que la gente quiere saber sobre la comida. ¿Los agricultores obtienen un precio justo? ¿Cuál es la situación con el control de plagas? 

Los economistas de Wageningen están investigando formas de compartir ese tipo de información de forma rápida y segura y una de ellas es a través de blockchain, una tecnología que actúa como un libro de contabilidad digital utilizando una ‘cadena de bloques’ (traducción literal de blockchain)  de datos almacenados en una red informática.

Puede ser una nueva forma de proporcionar información a los agricultores, consumidores y otras partes interesadas, y simplifica la certificación y la detección de fraudes. En la agricultura, se puede utilizar para mejorar la transparencia, la trazabilidad, y la sostenibilidad.

Pero, ¿qué es realmente blockchain? “Es una forma de recopilar, almacenar y compartir información con múltiples partes”, explica la economista agrícola Lan van Wassenaer, líder del programa de investigación de blockchain en la Universidad e Investigación de Wageningen. Durante los últimos cuatro años, ha estado ejecutando una gran cantidad de proyectos para investigar el uso de blockchain en la agricultura, la horticultura y la industria alimentaria.

Seguro y compartido

“Esencialmente, el blockchain es un sistema de contabilidad compartido que todos mantienen y que se puede utilizar para registrar acuerdos, acciones y transacciones”, dice Van Wassenaer.

La información se almacena en una gran red informática como una cadena de bloques de datos y están protegido criptográficamente. “No hay una sola persona que gestione el sistema. Varias personas hacen eso juntas. Esto evita la corrupción y hace que el sistema sea seguro “.

Noticia relacionada: La trazabilidad en segundos con blockchain

Los participantes registran los datos con prontitud y los comparten de inmediato, de modo que no puedan modificarse o falsificarse posteriormente. “También se pueden incorporar comprobaciones para que el sistema le avise de cualquier dato irregular. Esto permite detectar el fraude con mayor rapidez “.

Seguimiento de plantas ornamentales

Los investigadores de Wageningen han participado en un piloto de blockchain para el sector de la floricultura. Con blockchain, se puede rastrear un lote de plantas  desde el momento en que las semillas germinan hasta el punto de venta de las plantas una vez desarrolladas. Los semilleros, productores, organismos de certificación, comerciantes, minoristas y consumidores pueden ingresar validar o buscar información relevante para ellos. Los datos sobre agentes fitosanitarios, fertilizantes y consumo de energía podrían eventualmente utilizarse para emitir un certificado de sostenibilidad, por ejemplo.

“Se puede utilizar blockchain para registrar acuerdos, y también para organizar transferencias de propiedad o certificación. En la agricultura, la logística en torno al abono o estiércol y el uso de agentes fitosanitarios también se prestan bien al registro de blockchain ”, explica Van Wassenaer.

Control de plagas

Cuando se trata de control de plagas, por ejemplo, los comerciantes a menudo no saben exactamente qué se usó, cuánto y cuándo. Si los productores registran en un archivo digital lo que aplicaron en cada fase de crecimiento, esa información se vuelve accesible para todos.

“Blockchain facilita la toma de decisiones democrática al permitir el establecimiento de reglas colectivas y la construcción de controles y equilibrios. Los sistemas mejoran la transparencia, la colectividad y la sostenibilidad. Garantiza que las personas tengan acceso a información confiable y que las transacciones se puedan realizar de manera segura y justa ”, dice Van Wassenaer. Por lo tanto, blockchain es extremadamente útil para los sectores de la alimentación, la agricultura, el medio ambiente y la salud. “Puede ser una parte importante de la infraestructura digital en la economía de los datos”.

Inconvenientes

Sin embargo, tiene algunos inconvenientes. Hay mucha discusión sobre la gran potencia informática que necesita el blockchain, debido a los altos requisitos de energía que la acompañan. “Los sistemas bancarios también consumen mucha energía”, señala Van Wassenaer. Otro problema es que mucha discusión y acuerdo debe preceder a la configuración de una cadena de bloques. “Es muy complejo, comparable a un acuerdo de coalición y necesita estar bien coordinado”.

Noticia relacionada: Tecnología blockchain en el reciclaje de residuos agrícolas

Finalmente, el sistema se mantiene o cae con el comportamiento de los involucrados. “La gente debe estar preparada para compartir información. Sin embargo, una ventaja es que las cadenas de bloques se pueden organizar de manera que se garantice la privacidad. Eso es porque el sistema puede verificar la información y validarla sin revelar detalles subyacentes “.

Fuente: Universidad de Wageningen y Lan van Wassenaer

Redaccion AenVerde
Redaccion AenVerde

info@aenverde.es

Sin comentarios

Deja una respuesta