10 hectáreas para investigar y experimentar con variedades de tomate y pimiento

finca experimental La Unión

Ofrecer productos únicos y de calidad suprema es uno de los objetivos de la finca experimental que La Unión tiene en El Ejido (Almería), desde hace más de cinco años. Las más de 10 hectáreas de invernadero sirven de centro de investigación y experimentación para que sus agricultores implanten aquellas variedades que ofrezcan una calidad y un sabor mejorados, optimizando así la rentabilidad de sus cosechas.

Según José Luis Salado, director técnico y responsable de la finca experimental de La Unión, el principal motivo de colocar variedades de todas las líneas de mercado en esta planta ha sido “conocer las novedades que van a salir con la suficiente antelación y así poder estudiar su dificultad técnica de manejo y su posible interés comercial”.

Variedades de tomate y pimiento

En esta planta de La Unión existen principalmente cultivos de tomate y pimiento. En concreto, los seguimientos que se están haciendo del pimiento suponen ya más del 50% de la superficie. De esta hortaliza están estudiando las variedades de italiano amarillo y naranja, así como los cultivos del mini pimiento sweet bite, en sus diferentes colores.

En cuanto a las variedades de tomate que se encuentran en proceso de experimentación en la finca, destacan el cultivo de tomate tradicional asurcado de diferentes tamaños y colores; de tomate cherry en rama, fundamentalmente de color rojo; de tomate cóctel de diferentes colores; de tomate en rama de diversos tamaños; de tomate san marzano, con diferentes colores y tamaños; de tomate intense redondo y pera; y de tomate rosa japonés redondo y asurcado, entre otras tipologías.

A todas estas variedades, el equipo técnico les hace un minucioso seguimiento, para después seleccionar las que ofrecen los resultados que mejor se adapten a las necesidades y gustos actuales del mercado. De hecho, desde la compañía hortofrutícola han realizado recientemente un ensayo a gran escala del tomate ensalada con “unos excelentes resultados, obteniendo un producto con un material del gusto del cliente y además con buenas producciones,” ha asegurado Salado.

I+D+i para una agricultura inteligente

La compañía almeriense destina gran parte de su inversión al departamento de I+D+i, apostando por una agricultura inteligente, que le permita obtener un producto de excelente calidad, adaptando al mismo tiempo los métodos agrícolas y los cultivos a la emergencia climática. Mediante esta apuesta, la empresa aborda numerosos proyectos de investigación, desarrollo e innovación aplicados al sector, con el fin de hacer un uso eficiente y respetuoso de los recursos, estar a la vanguardia tecnológica y crear conciencia en beneficio de la sostenibilidad.  

Redaccion AenVerde

info@aenverde.es

Sin comentarios

Deja una respuesta