“Viveros Medipalm cuenta con más de 150 hectáreas donde producimos una amplia gama de planta mediterránea”

Elena Pascual Viveros Medipalm

Cuéntenos su experiencia en Viveros Medipalm

Viveros Medipalm es una empresa familiar. La finca en la que nos encontramos fue inicialmente de producción agrícola porque mi padre proviene de una importante empresa del mundo agrícola, y es el que nos enseñó a amar la tierra.

A partir de ahí poco a poco empezamos a transformar la finca de producción agrícola en producción ornamental gracias a mi hermano Alberto, que ha sido un enamorado de las plantas ornamentales y por tanto el que ha tirado del carro en este sentido y el resto de la familia hemos ido apoyando este proyecto.

Dentro de la empresa, yo me dedico a la gestión y junto con él que dirige el área de producción.

¿Qué papel juega la mujer en el sector de la planta ornamental de Almería?

Yo siempre ha pensado que el mundo tanto agrícola como ornamental que van en cierta manera muy unidos, siempre ha sido un mundo de hombres y así lo he vivido desde pequeña. Es cierto que poco a poco la mujer está entrando en este sector y quizás en la planta ornamental tiene más sentido que esté la mujer por la delicadeza del producto, lo que ocurre es que veo que es un proceso lento. Me gustaría que hubiera más mujeres en el sector ornamental.

En general, hay muy pocas mujeres ocupando puestos de responsabilidad, ¿En la industria de la planta ornamental ocurre también? ¿a qué cree que es debido?

La mujer siempre ha tenido un papel muy importante en la familia. La dificultad para compaginar trabajo y familia, (tanto en el mundo agrícola como en el ornamental, donde hay que dedicarle muchas horas) hace que les resulte más complicado ocupar un puesto importante dentro de la empresa.

Viene del mundo agrícola y conoce muy bien el de la planta ornamental, ¿son mundos muy diferentes?

No tanto, yo siempre pienso que la planta ornamental va a remolque de las empresas agroalimentarias porque poco a poco ha ido evolucionando en aspectos como en la forma de presentar un producto, cada vez se están introduciendo más mejoras en el embalaje, se etiqueta más, se da más importancia al envoltorio de la planta igual que ha pasado en el mundo agroalimentario. 

Vivero Medipalm
Vista panorámica de Viveros Medipalm.

Háblenos de Viveros Medipalm, ¿Cuál ha sido su evolución en los últimos años?

La empresa empezó su andadura en 1992 y se dedicaba a la de compra y venta de planta para el mercado francés. Poco a poco nos fuimos dando cuenta que había un hueco de producción para unas variedades de plantas que podía empezar a producir para servir a ese mercado. Entonces dedicamos parte de esta finca a producir estas variedades y comprobamos que funcionaba y que haciendo una planta de calidad había mercado.

En los últimos años hemos crecido en superficie y contamos con una finca de más de 150 hectáreas de producción donde nuestra gama de planta es la planta mediterránea desde palmeras, árboles, cítricos, arbusto, suculentas…entre otras muchas especies. Tenemos una amplia gama y eso también ayuda a que cuando un cliente viene a comprar pueda llenar el camión con una amplia variedad de planta.

Tenemos una plantilla media de unos 130 trabajadores, luego tenemos nuestros picos de producción y de venta en los que necesitamos unas 30 personas más para cubrir plantilla.

En cuanto a producción rondamos los dos millones de unidades de plantas. Hay mucha planta que está en producción y que no se vende todos los años, tienes un porcentaje que es lo que se vende y otras que están en preparación para próximas campañas.

¿Cuáles son sus principales mercados?

Francia potencialmente es el más importante junto con el mercado nacional. Es una cuestión puramente de climatología, al ser una planta muy mediterránea nuestros productos cuanto más al norte, la venta es más pequeña y de variedades más puntuales, ya que no puedes ofrecer la gama completa.

Luego para los países árabes y Oriente Medio es una planta que va muy bien y estos últimos años debido a la gran construcción que se ha hecho en estos países se han vendido mucha planta para arbolado y para obra pública.

Y para terminar ¿tienen algún proyecto de futuro en mente?

No es el mejor año para pensar en proyectos de futuro, pero siempre hay cosas que mejorar y que hacer, una manera de salir al mercado con una planta diferente, siempre buscando nuevas variedades y nuevos formatos; y tecnológicamente siempre también buscando mejoras a través de visitas virtuales, para que la gente pueda ver nuestro producto desde cualquier parte del mundo.

 

 

Redaccion AenVerde

info@aenverde.es

Sin comentarios

Deja una respuesta