Una innovación para ahorrar agua y otra para detectar plagas, entre las 100 mejores de 2021 para Time

adn plantas

Cada año, la prestigiosa revista Time elabora un listado de las 100 mejores innovaciones del año. En el de 2021 ha incluido dos invenciones relacionadas con la agricultura, una que usa inteligencia artificial y algoritmos para ahorrar agua y otra basada en la introducir las proteínas fluorescentes de las medusas en las plantas para detectar plagas y enfermedades.

La primera de ellas corresponde a la empresa israelí SupPlant, que ha creado un sensor con inteligencia artificial, colocado en el suelo y en las propias plantas, que informa a los agricultores de cuándo y cuánto regar exactamente, basándose en un algoritmo que calcula las necesidades de las plantas, la humedad del suelo, las condiciones climáticas y las previsiones meteorológicas.

control agua
FOTO: SUPPLANT.

Actualmente lo utilizan agricultores de 14 países, y las pruebas realizadas en México revelaron que redujo el consumo de agua de un cultivo de mango en un 15%, al tiempo que aumentó el rendimiento en un 20%, según datos de la empresa.

Fluorescencia en el adn

Los cálculos apuntan a que entre un 20% y un 40% de la producción mundial de cultivos se pierde a causa de plagas y patógenos. Pero, ¿y si las plantas pudieran “informar” a los agricultores de cuándo son atacadas? La empresa californiana de agrotecnología InnerPlant ha desarrollado una técnica por la que agregan una proteína fluorescente (que es segura para el consumo humano) en el ADN de la planta para que brille cuando la planta está sometida a estrés,  por falta de agua, plagas o deficiencias de nutrientes, lo que permite a los agricultores intervenir antes de que sea demasiado tarde.

Las plantas afectadas emiten señales fluorescentes, invisibles a simple vista, que pueden detectarse con el equipo adecuado y con tecnología por satélite, convirtiendo las plantas en lo que en la empresa denominan como “sensores vivientes” que alertan a los agricultores sobre hongos, plagas, sequía o estrés nutricional, en un tiempo muy corto para que pueda intervenir.

Según la propia empresa, las semillas y los primeros brotes, que contienen las mismas proteínas fluorescentes que las medusas, estarán disponibles para su uso comercial en unos dos años.

 

Redaccion AenVerde

info@aenverde.es

Sin comentarios

Deja una respuesta