Thrips parvispinus… Llegó para quedarse y combatirlo

Thrips-parvispinus (1)

Hace seis años se detectó por primera vez en la Península ibérica este thrips de origen asiático. Comenzó sus daños en planta ornamental pero pronto se extendió al cultivo hortícola.

La pasada campaña, desde la Red de Alertas e Información fitosanitaria de la Junta de Andalucía (RAIF), ya se advirtió de su presencia en numerosos invernaderos del poniente almeriense.

Esta nueva campaña agrícola, Thrips parvispinus vuelve a ser más protagonista que nunca, como no, junto al ya conocido Frankliniella occidentalis. Por tanto, desde Bioline Iberia consideran importante ofrecer una serie de recomendaciones para extremar su control.

La identificación de Thrips parvispinus es fácil, el puntiagudo abdomen negro y cabeza marrón es señal inequívoca de las hembras mientras que el macho es mucho más pequeño y de color más claro y amarillento.

Thrips-parvispinus (1)

Ambos se distinguen por sus alas negras. “El thrips parvispinus tiene algo menos de
dispersión que el thrips de las flores. Además, su comportamiento es más agresivo en hojas y frutos. Se están viendo ataques verdaderamente importantes en cultivos de pimiento en invernadero. A priori se espera una reducción de esta plaga con la llegada del frío”, nos comenta Félix Fernández, director comercial del área Almería-Granada y Málaga.

Medidas frente a este Thrips

Las estrategias de control están adaptándose continuamente a la nueva situación, gracias al mejor conocimiento de la plaga, especialmente cuando los productos fitosanitarios disponibles no solo presentan una eficacia limitada; sino que tampoco son respetuosos con la mayoría de los organismos de control biológico. Por lo tanto, la solución ante Thrips parvispinus pasa inevitablemente por la adopción de estrategias de control biológico, basadas en la detección precoz, la anticipación en la introducción de los beneficiosos, un incremento de la dosis y una mayor frecuencia de suelta, además del desarrollo e incorporación de otras biosoluciones complementarias.

A modo de resumen, Bioline ofrece las siguientes pautas:
1. Incrementa las dosis de sueltas iniciales de Starskii® (A. Swirskii), y Oriline L (O.
laevigatus) para contar con una buena población de auxiliares.

2. De cara a otoño-invierno, introducir el ácaro depredador Amblyline® (A. cucumeris). “Necesitamos más ácaros en las plantas afectadas ya que este trips se refugia en entre las hojas y el fruto y este ácaro se alimenta de esas larvas, así que es el complemento perfecto para el invierno”, nos comenta Félix.

3. En caso de detectar los primeros focos, es importante acotarlos cuantos antes con sueltas de Oriline®. En Bioline trabajamos con el Orius de máxima calidad del mercado, ya está alimentado 100% con huevos de ephestia pura, el alimento que mejor comportamiento otorga a dicho chinche en cuanto a movilidad, índice de depredación, fecundidad… No olvidar además que Bioline dispone de Oriline® en formato adultos y ninfas. Este último permite acotar las zonas o focos incipientes de Thrips parvispinus y evitar la extensión de la plaga por el resto de la finca.

Thrips-parvispinus (2)

4. Para el control de pupas, se recomienda la aplicación sistemática en suelo o sustrato del ácaro Hypoline® (Stratiolaelaps scimitus) y el nematodo entomopatógeno Exhibitline Sf® (Steinernema feltiae). Como la estrategia está adaptándose continuamente, se está viendo la posibilidad de incluir nuevas soluciones como el coleóptero estafilínido Atheta coriaria y otros organismos de control biológico.

5. Además, para incrementar la biodiversidad en el cultivo, Bioline Iberia ha desarrollado diversos packs de plantas reservorio, que consiguen mantener a los enemigos naturales en nuestra parcela. Con ello dotamos a las fincas de mayor aporte de polen y néctar que ayudará al establecimiento de Oriline® y otros depredadores.

6. Se pueden colocar plagas cromotrópicas de color azul en las zonas bajas de las plantas, de tal modo que no interfieran en el resto de estrategias biológicas.

7. En algunos casos de alta presión de plaga, podemos usar el producto ecológico F. Cluster Pro®, formulado a base de extractos vegetales de Ortiga, junto con otros aditivos mojantes, refuerzan y activan el sistema de autodefensas de las plantas frente a ataques de trips (ninfas y adultos). Producto registrado en agricultura ecológica y compatible con los organismos beneficiosos.

Así pues, mediante la combinación de todas estas herramientas de forma adecuada, se conseguirá mantener las poblaciones de Thrips parvispinus bajo control.

Redaccion AenVerde

info@aenverde.es

Sin comentarios

Deja una respuesta