Radiografía del tomate en Almería y su entorno (1)

ilustra tomate

El tomate no pasa por su mejor momento. La competencia desleal de Marruecos, le está haciendo perder competitividad, y el resultado es una paulatina reducción de superficie. Dividido en dos entregas, se expone un análisis de qué está ocurriendo y hacia dónde se encamina su futuro.

El tomate es el producto de la huerta almeriense que se encuentra sometido a una mayor presión competidora. Esta situación queda reflejada en la evolución de la superficie y la producción. Entre el año 2014 y 2016 se obtuvieron los mejores datos de la serie histórica. A partir de ese momento, este cultivo ha entrado en un proceso de ajuste que lo haç estabilizado entorno a las 9.500 hectáreas y una producción de 780.000 toneladas. A fecha de hoy, el tomate es por superficie el segundo cultivo en importancia por detrás del pimiento.

Almería, primera exportadora nacional

El año 2020 se exportaron 426.000 toneladas (un 55% del total producido) por un valor de 530 millones de euros. Almería es la primera exportadora nacional (58% del total). Murcia es la segunda en importancia, envía a Europa 81.500 toneladas anuales. Granada es la única provincia española que consiguió aumentar las exportaciones el año pasado, hasta alcanzar casi las 77.000 toneladas.

En cuanto a los clientes, el año pasado, Alemania compró el 28% del total exportado por Almería, seguido de Francia (15%), Polonia (12,5%), Reino Unido (9,5%), Países Bajos (8%) e Italia (6%).

Los únicos países que ganan cuota al hablar en valor, y que por tanto pagan mejor su producto, son Alemania y Reino Unido. Lo que llama la atención de los destinos es ver cómo Polonia ha sobrepasado a Reino Unido que históricamente siempre había sido el tercer país en importancia: sin duda, la competencia de Marruecos está haciendo mella en las exportaciones, al igual que sucedió antaño con Francia. También destaca la caída de las importaciones holandesas; y el crecimiento de Italia, destino junto con Francia, que está aprovechando su cercanía a Alemania para aumentar su comercio de reexportación.

sumario tomate

Países Bajos

Holanda es el primer exportador europeo de tomate. Cada campaña envía a la UE alrededor de 950.000 toneladas. Sus envíos llevan años estabilizados. España es el segundo exportador con un volumen a la baja de 730.000 toneladas. Marruecos es el tercer exportador. Se espera que este país acabe la campaña 2020/21 muy por encima de las 520.000 toneladas, un crecimiento aproximado de 50.000 toneladas en un solo ciclo.

En términos de producción en invernadero, en 2020, Holanda tuvo una cosecha propia de 910.000 toneladas (un 17% más que Almería) en una superficie de 4.800 hectáreas (prácticamente la mitad que Almería). Es relevante que este país lleve 2 años consecutivos aumentado su superficie. Marruecos, según datos estimados, posee una superficie de tomate invernada de 9.500 hectáreas, que le hacen producir 760.000 toneladas. En términos comparativos, este país muestra a día de hoy cifras de cosecha idénticas a las de Almería. Mejor ya, cuando hablamos de comercialización en la UE y Reino Unido.

Es importante destacar que en los últimos tiempos Almería ha realizado un esfuerzo muy importante para adaptar las variedades a los requerimientos de los clientes. Por ejemplo, la proporción de tomates pequeños (cóctel / cereza) en la demanda de los hogares alemanes ronda el 60% del gasto en este tipo de productos. El tomate ecológico supone el 6% de cuota. Estas mismas tendencias se detectan en Francia (en este país el producto orgánico tiene una cuota del 8%). En Reino Unido la cuota del Cocktail/Cherry ronda el 55% (sin una penetración destacable del producto eco).

cifras tomate
FUENTE: APROA.

Todo este contexto ha hecho que en Almería más del 35% de la superficie se dedique ya al cultivo de especialidades o producto orgánico.

Este proceso de mejora continua asegura el futuro de esta hortaliza en el campo de Almería. Deberemos seguir innovando para aumentar productividades, mejorar la calidad y mantener los costes controlados. Para poder hacer esto la industria auxiliar, en sentido amplio, debe estar alineada con la producción en origen y el resto de actores del sistema.

 

Juan Carlos Pérez Mesa

Doctor en Economía Departamento de Economía y Empresa Universidad de Almería (UAL)

Sin comentarios

Deja una respuesta